Emilio de Justo, en el centro, junto con los integrantes de su cuadrilla, en el patio de cuadrillas de la plaza de toros de Cuéllar el año pasado. / A.M.
Emilio de Justo, en el centro, junto con los integrantes de su cuadrilla, en el patio de cuadrillas de la plaza de toros de Cuéllar el año pasado. / A.M.

El Ayuntamiento de Cuéllar hace público el pliego de cláusulas administrativas, mediante procedimiento abierto, del contrato para realizar determinadas labores en la organización de los festejos taurinos. Entre los puntos detallados destaca la labor de mediación de profesionales taurinos, debido a la ausencia de una Concejalía de Festejos y a la dificultad que conlleva que toreros de primer nivel lidien toros que hayan realizado un encierro matinal, para la contratación en una corrida de la feria que se celebrará del 28 de agosto al 1 de septiembre de alguno de los siguientes diestros: José Tomás, Morante de la Puebla, Alejandro Talavante, Manuel Díaz ‘El Cordobés’ y Emilio de Justo, que el pasado domingo sufrió la «fractura estallido de masa lateral izquierda de atlas (C1) y de masa lateral derecha de Axis (C2)» y que según el doctor Eduardo Hevia en declaraciones a Mundotoro tendrá que «estar al menos tres meses inmovilizado con un corsé».

Los tres primeros mencionados cuentan con apoderados independientes, mientras que las carreras de El Cordobés y De Justo están dirigidas por Alberto García, director ejecutivo de la empresa Tauroemoción, que gestiona otras plazas en la Comunidad como Burgos, Íscar y La Flecha en Arroyo de la Encomienda (Valladolid), Vitigudino (Salamanca) o Arenas de San Pedro (Ávila). En ese sentido, en el caso de presentar oferta, gana peso la opción de que sea Tauroemoción la empresa que se encargue de la licitación. También hay tener en cuenta la disposición de Morante esta temporada a la hora de cerrar sus compromisos, a través de su amigo personal Pedro Jorge Marqués, al tener como propósito emular a Joselito ‘El Gallo’ y superar el centenar de festejos. Las posibilidades de José Tomás y Talavante son más complicadas, sobre todo la del primero, al llevar en su agenda un planteamiento diferente de torear pocos festejos, preferentemente en plazas de primera o segunda categoría con un amplio aforo. Por otro lado, el pliego no especifica la obligada inclusión del diestro local Javier Herrero en los carteles, que ya quedó fuera en la feria del año pasado de finales de agosto; aunque sí actuó en los festejos organizados en junio, con ‘miuras’.

Otras de las claúsulas establecidas son suministrar el ganado, así como su custodia y manutención, realizar el encabestramiento -24 cabestros obligatorios- y las labores de la dirección de campo en los encierros. Las prestaciones de los servicios irán desde la fecha en la que se firme el contrato hasta el 22 de octubre de este mismo año; y el plazo de presentación de proposiciones permanecerá abierto hasta el martes 26 de abril a las 15.00 horas. En cuanto al presupuesto, es de 242.000 euros, IVA incluido; quedando excluida la licitación las ofertas inferiores a 190.000 euros más IVA.

Ganaderías

El alcalde de Cuéllar, Carlos Fraile, ya dio a conocer a finales de febrero las ganaderías que estarán presentes este año en los seis encierros matinales -cinco en las fechas tradicionales y uno por San Miguel– y en los festejos vespertinos -tres corridas y una de rejones-. Los toros de Cebada Gago volverán a pisar suelo cuellarano, en la primera cita del domingo 28 de agosto. Los hierros de corte exigente continuarán el lunes 29 con el regreso también de Partido de Resina, unos toros con los que el cuellarano Herrero ya se anunció en dos ocasiones la pasada campaña. El martes 30 queda ‘reservado’ mayormente para la presencia de toreros más conocidos, los incluidos en el pliego, con los toros de Alcurrucén, divisa insignia de la casa Lozano que además lleva al joven Tomás Rufo, uno de los nombres que sonaba para esa tarde.

El miércoles 31 las reses serán de Lora Sangrán, que saldrán desde los corrales del Cega hasta la plaza e irán destinados a las capeas de ese día y el jueves, al suprimirse la corrida de la tarde. Cerrará la feria un festejo de rejones el jueves 1 de septiembre con astados de Hermanos Sánchez Herrero. No será el último encierro del año en Cuéllar, pues como novedad habrá uno el domingo 2 de octubre con ejemplares de Condessa de Sobral, que tan encastado comportamiento ofrecieron en los dos años prepandémicos.

Pliego de cláusulas administrativas para realizar determinadas labores de organización en los festejos taurinos de Cuéllar