El Ayuntamiento de Segovia, en colaboración con la empresa municipal de turismo, ha cerrado ya la fecha en que el mercado navideño abrirá sus puertas en la Plaza Mayor. Será el jueves 9 de diciembre cuando las casetas comiencen a recibir visitantes y se extenderá hasta el final del periodo navideño. En total serán 16 los stands que compondrán esta feria, con unas medidas de 2,50 metros de ancho por 2,40 de fondo, una de ellas reservada para el personal de Turismo de Segovia para instalar un punto de información.

El plazo de solicitudes está ya abierto y se prolongará hasta el 12 de noviembre. Los interesados en optar a las casetas tienen que tramitar su solicitud, conforme a las Bases Reguladoras que constan en el web turismodesegovia.com y en la sede electrónica del Ayuntamiento de Segovia.

Las solicitudes deberán presentarse en la sede de la empresa municipal de turismo (calle Judería Vieja, 12. 2ª Planta – Concejalía de Turismo) en horario de lunes a viernes, de 9:00 a 14:00 horas; o bien a través del Registro Electrónico del Ayuntamiento de Segovia, en la sede electrónica (https://sede.segovia.es) mediante el procedimiento electrónico habilitado al efecto, para lo que será necesario disponer de un certificado digital reconocido por la sede electrónica del Ayuntamiento de Segovia.

Una vez finalizado el plazo de solicitud y valoradas todas las propuestas, se comunicará de forma oficial el resultado a quienes hubieran sido seleccionados, conforme al procedimiento establecido en las bases de licitación.

En el mercadillo se podrán adquirir productos navideños tradicionales como flores de pascua, árboles navideños, artesanía textil, (mantas, colchas, bufandas, jerséis, etc.), artesanía, cosmética natural, decoración, antigüedades y productos vintage, souvenirs, velas y perfumes, jabones, productos de cotillón y demás atrezo navideño, figuritas de Belén, juguetes de madera, libros, alimentos Gourmet productos delicatesen, gastronomía de navidad, etc. En las bases reguladoras se han excluido los artículos lúdicos infantiles de fabricación industrial, productos alimenticios de fabricación industrial o aquellos que tengan que elaborarse en la propia caseta (a excepción de castañas o chocolate), así como mercancías que puedan considerarse baratijas, entre otros productos.