Lo del escudo social y tal…

Lo del escudo social y tal...

Paco Monjas (Personajes genuinos del deporte segoviano)

Javier Jiménez glosa la figura de Francisco Monjas

¿Pero quién, diablos, sube el precio del aceite de oliva?

El precio del aceite de oliva en España ha roto todas las previsiones y precedentes. Los incrementos incesantes desde hace dos años perjudican a los consumidores españoles y provocan un desplazamiento inconcluso de la demanda hacia el aceite de girasol o el de orujo. No se ve fin próximo a esta escalada alimentada por motivos más cercanos a la codicia especulativa que a la geopolítica. Nunca se habían visto en los supermercados de barrio las anillas antirrobo en botellas de aceite de oliva de marcas tradicionales, fenómeno muy extendido hoy tras rebasarse los 10 euros por litro de media. Ese mecanismo de alerta se ha desplazado desde los cascos de whisky hacia los envases de aceite: lo nunca visto. Tampoco habían proliferado al ritmo actual los robos en almazaras, con casos tan llamativos como el del pasado verano en Carcabuey (Córdoba), donde se sustrajeron 56 toneladas de AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra), poco después de otro hurto de 19.000 litros en la misma provincia; o los 7.000 litros saqueados en Teba (Málaga), o el enésimo expolio en la extremeña Molino de Zafra, con cuatro allanamientos consecutivos en escasos meses de diferencia…

El cataclismo

Hace pocos días parecía que Pedro Sánchez vivía los peores días de su carrera política. Gran error, falta de percepción, o el convencimiento de que ningún dirigente político podía afrontar un futuro más negro. Incluso un líder que se caracteriza por su capacidad de superar situaciones límites que a otros hunden definitivamente. Hoy sin embargo, visto lo que se ha visto en la última semana, es difícil creer que Pedro Sánchez pueda seguir gobernando con imagen intachable, de hombre íntegro que tiene como prioridad el bien de los españoles. Todo su empeño lo centra en finalizar la legislatura, y es posible que lo consiga porque el socialismo actual, el sanchista, tiene unas tragaderas que rozan la indecencia -con perdón-, pero nunca en democracia se ha visto un presidente más maligno para la sociedad, que más daño ha hecho a la convivencia aunque presume de lo contrario, que menos respeto muestra a la separación de poderes… y que, ahora se sabe, ha hecho la vista gorda a los casos de corrupción que protagonizaban las personas de su círculo más cercano. Incluso su mujer, Begoña Gómez, se encuentra hoy bajo la lupa de los que investigan una trama que, necesariamente, va a provocar que caigan poderosas cabezas.

En medio de tanta gente

Un polideportivo con varios campos de fútbol en un barrio de mi ciudad. Invierno y con la tarde ya vencida los focos encendidos caldean el ambiente. Algún grajo anda volando bajo por lo que mis sensaciones son ciertas: hace frío. Como se pueden imaginar iba a asistir al partido de mi hijo adolescente. Llegué con mucho tiempo de antelación perfectamente preparado para no integrarme en el ambiente reinante. Estoy cada día más acostumbrado a ello.

Popular

300x600 ISLA DUALIZA CAST