Respuesta PSOE
Los diputados José María Bravo y Magdalena Rodríguez, en rueda de prensa. / EL ADELANTADO

El vicepresidente de la Diputación, José María Bravo, y la diputada de Turismo, Magdalena Rodríguez, han salido al paso de las acusaciones realizadas este lunes por el viceportavoz del Grupo Socialista, José Antonio Mateo, en una nota de prensa en la que tachaba de “actitud inmoral” que dos provinciales del Grupo Popular solicitaran para sus negocios las ayudas al sector turístico convocadas por la propia Diputación, a través de Prodestur.

En la nota, Mateo señalaba que la solicitud es “jurídicamente incompatible” con el cargo de diputado y subrayaba que solo una solicitud fue denegada por incompatibilidad, la del establecimiento relacionado con José María Bravo, pero no la del establecimiento relacionado con César Buquerín. A este respecto, Magdalena Rodríguez ha argumentado que «el hecho de que se haya denegado la ayuda al señor Bravo y no al señor Buquerín se basa en un error técnico«.

En una convocatoria urgente realizada a los medios de comunicación, la responsable de Prodestur ha explicado que este tipo de errores «pueden suceder«, ya que el organismo turístico ha gestionado 155 solicitudes «que requieren mucha documentación a valorar«. Rodríguez ha insistido que de estas cuestiones se encargan las gestorías de las empresas, «que solicitan todas las ayudas que parten de las administraciones públicas y en esta época de crisis ha habido cientos».

José María Bravo, uno de los señalados por el viceportavoz socialista, ha explicado que la diferencia entre una resolución y otra tiene se debe a que «a mí me conoce todo el mundo, dentro y fuera de la Diputación, y César Buquerín es un diputado menos conocido y los técnicos de la casa no tienen por qué saber cuáles son sus negocios, ya que la solicitud estaba hecha a nombre de una de sus empresas«.

En cualquier caso, desde la institución provincial han asegurado que en cuanto César Buquerín tuvo conocimiento de la resolución, renunció a la ayuda, tal y como ha mostrado Magdalena Rodríguez en la rueda de prensa con el documento presentado en la sede electrónica de la Diputación. Para la diputada, «este error técnico no tenía que haber generado esta alarma, con una manera de hacer política que busca titulares que no benefician ni a la institución ni a la provincia”.

Por su parte, José María Bravo ha acusado al viceportavoz socialista de querer “sacar réditos electorales de una manera tan sucia, pero la próxima vez que vuelva a verter sobre mí este tipo de acusaciones sin fundamento, el que va al juzgado soy yo”. «Yo no estoy acostumbrado a tratar con mala gente, me gusta más la política positiva, con altura de miras y proyectos en común», ha zanjado Bravo.