El Viveros Herol Nava, un punto más cerca de la permanencia

La reacción del equipo en su partido ante el Quabit Guadalajara, y el apoyo incansable de una afición entregada propiciaron un empate que nuevo estuvo cerca de ser una victoria

243
El banquillo de Nava celebra un gol del conjunto segoviano. / AMADOR MARUGÁN
Publicidad

Para un conjunto recién ascendido, comenzar la competición sumando puntos es el mejor camino para lograr la permanencia, y el Viveros Herol Nava ha conseguido iniciar la Liga Asobal de la mejor manera posible, con cuatro puntos de seis posibles, aunque al finalizar los partidos frente a Granollers y Guadalajara la primera sensación del plantel era la de haber perdido un punto, al haber dispuesto del último ataque para ganar el encuentro.

Pero, sea como fuere, el hecho de poder llegar al tramo final del partido con opciones habla muy bien del trabajo realizado por el equipo en dos compromisos de desarrollo bien diferente. El de Granollers logró empatarse a base de aguantar los cambios de ritmo de su oponente, mientras que el de Guadalajara fue una agonía para el conjunto de Dani Gordo, penalizado por un mal inicio de encuentro, y necesitado de remontar seis goles de diferencia, algo que sin el apoyo de la afición habría sido imposible.

Y es precisamente en esos dos aspectos, el mal inicio de partido y el apoyo de la afición, en los que incidió Dani Gordo en la rueda de prensa posterior al choque. El técnico se autoinculpó del empate afirmando que “si hay un único culpable de que hayamos empatado este partido soy yo”, pero realizando a la vez una encendida defensa de sus jugadores tras señalar que “cada entrenador tiene sus defectos, y el mío es que confío en todos mis jugadores, y todos van a tener la oportunidad de demostrar que son dignos de jugar en este equipo”.

EL SIEMPRE DIFÍCIL EQUILIBRIO

Conseguir equilibrar al equipo para que inicie bien los partidos es el reto que se ha marcado el cuerpo técnico, sabedor de que la amplitud del plantel puede llevarle a afrontar físicamente mejor los últimos minutos, siempre que las rotaciones sean las adecuadas.
El segundo de los aspectos tiene mucho que ver con el apoyo que recibió el equipo desde la grada. Lejos de darle la espalda tras el mal comienzo, el millar de seguidores que volvieron a abarrotar el pabellón no permitieron que el Viveros Herol se fuera del partido. Como afirmaba el seleccionador nacional, Jordi Ribera, en la primera jornada de liga, “el factor cancha va a ser fundamental para el Nava”, y hasta la fecha le ha otorgado tres de los cuatro puntos que atesora en la clasificación.

CLÍNIC EN PALAZUELOS

Cerca de 300 alumnos del colegio de la localidad, CEIP Atalaya se acercaron al balonmano de forma muy especial, puesto que varios componentes de la primera plantilla del Viveros Herol Nava, Paco Bernabéu, Miguel Batista, Antonio Llopis, Adrián Rosales, Edu Fernández, Nicolo D’Antino y Álvaro Rodrigues, acompañados por los entrenadores Dani Gordo y Carlos Colomer, compartieron con ellos su experiencia, transmitiendo los valores del deporte a los más jóvenes, dándoles a conocer el balonmano en su apartado técnico y lúdico, y enseñando a los escolares que para llegar a la élite han tenido que iniciarse en categorías inferiores, algo que les dotará de experiencia en un deporte en el que ahora ellos son referencia.

No faltaron las charlas entre los jugadores y los alumnos, ni tampoco los juegos sobre la cancha ante la mirada de algunos representantes de la Corporación Municipal de Palazuelos, que ha incorporado el balonmano dentro la oferta de escuelas deportivas municipales tras firmar un convenio de colaboración con el Balonmano Nava.