Iglesia de San Pedro de los Picos, en el recinto amurallado de Segovia. / Kamarero
Publicidad

El presidente de la Asociación Amigos del Patrimonio de Segovia, Pedro Montarelo, ha informado de que, entre “la triste misión” del Observatorio Monumental que ha decidido poner en marcha la Federación por el Patrimonio de Castilla y León, se encuentra la idea de hacer un catálogo sobre la situación de los cascos históricos, empezando por el de Segovia y añade que en este momento hay preocupación en el seno de la entidad segoviana, que cuenta con 150 asociados, por el estado de las iglesias de San Esteban – “realmente peligrosa”, dice– y de San Pedro de los Picos.

Sobre esta última, indica que “había una concesión privada que ha terminado y la propiedad ha revertido al Estado pero parece que todavía hay un litigio pendiente con la concesionaria y mientras tanto se está deteriorando a machas forzadas”.

Por otro lado, sobre la aprobación definitiva del Plan Especial de Áreas Históricas de Segovia (PEAHIS), Montarelo sostiene que la asociación ha sido bastante activa en la presentación de alegaciones “y hemos de reconocer que no pocas han sido incorporadas, pero otras no y vemos que se ha bajado el nivel de protección y también nos parece excesivo el número de nuevas viviendas autorizadas”.

Este responsable de Amigos del Patrimonio, que también preside la federación autonómica, señala, como efecto colateral, el perjuicio económico para los propietarios de edificios donde la protección se reduce, porque pueden perder la exención de pago del IBI.

A su vez, cree que esto puede redundar en especulación inmobiliaria y en pérdida de la población residente, uno de los peligros de un modelo basado más en la planificación urbanística que en protección del patrimonio, añade.