Zona de compostaje de la localidad. / EL ADELANTADO
Publicidad

El Ayuntamiento de Fresno de Cantespino ya dispone de una zona de compostaje comunitario tras haber sido seleccionado por la Junta de Castilla y León para participar en un proyecto piloto puesto en marcha en la comunidad autónoma. Doce familias y tres establecimientos participarán en este proyecto que pondrá a Fresno en el mapa de los municipios sostenibles de la región.

El compostaje aprovecha los residuos orgánicos generados por las actividades domésticas. Su beneficio ambiental y económico es considerable, porque obtiene nuevos recursos con valor añadido como el compost, cuya aplicación al suelo mejora su fertilidad, calidad y salud. Antes de 2020, la cantidad de residuos domésticos y comerciales destinados a la preparación para la reutilización y el reciclado deberá alcanzar en conjunto, como mínimo el 50 por ciento en peso. Este objetivo es imposible de alcanzar, sin que se pongan en funcionamiento sistemas de recogida separada de materia orgánica y de valorización de esta fracción.

Dada la estructura territorial de Castilla y León, la puesta en marcha de iniciativas de compostaje comunitario se configura como un sistema muy adecuado para el reciclaje de materia orgánica de origen doméstico cerca del origen y una alternativa muy interesante a la implantación de un quinto contenedor destinado a la recogida de materia orgánica.

Por eso es más destacado aún el papel de municipios como Fresno que apuestas por estas actividades sostenibles que ofrecen beneficios ambientales en diversos sentidos, por ejemplo la reducción de residuos destinados a su depósito en vertedero y el beneficio para las huertas o jardines, pero también la implicación de la ciudadanía en la gestión directa de los residuos orgánicos, evitando la contaminación ambiental.