14_1nerea-hospital
Fachada del Complejo Asistencial al que pertenece el Hospital General. / N. LL
Publicidad

El Servicio de Salud de Castilla y León indemnizará con 59.523 euros a los familiares de una paciente del Complejo Asistencial de Segovia con cáncer de pulmón que murió sin completar el proceso diagnóstico.

Según ha informado el Defensor del Paciente a través de un comunicado, la Consejería de Sanidad ha estimado la reclamación presentada por sus servicios jurídicos.

La paciente, de 69 años en febrero de 2011, fue sometida a un TAC que reflejaba una imagen que sugería la presencia de cáncer. Posteriormente, el 7 de abril le realizaron una broncoscopia que resultó negativa para malignidad, motivo por lo que debía haber sido citada para ser sometida a más pruebas con objeto de confirmar o descartar definitivamente el diagnóstico.

Sin embargo, se le explicó que la broncoscopia era normal y, por algún error que esta asociación considera «inexplicable», no volvieron a citarla. Según las mismas fuentes, ella no volvió a llamar porque desconocía el resultado del TAC y le habían dicho que el bulto era normal.

Tarde

Ya en marzo de 2014, después de acudir a su médico de Atención Primaria por un cuadro de cansancio, deposiciones diarreicas, náuseas y febrícula diaria, fue diagnosticada de adenocarcinoma de pulmón. Para entonces no había tratamiento curativo debido a que el cáncer se encontraba diseminado por todo el cuerpo y falleció en diciembre de 2014.

La defensa de los intereses de la familia del fallecido ha sido dirigida por el letrado Carlos Sardinero, del despacho Sardinero Abogados, especialistas en Derecho sanitario y adscritos a los servicios jurídicos de la Asociación ‘El Defensor del Paciente’.