La capilla de Santa Catalina de la Catedral se emplea actualmente como sala de exposiciones, en la que se conservan las piezas que serán restauradas. / KAMARERO
Publicidad

La Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de Segovia ha autorizado la restauración del sepulcro de mármol policromado del infante Don Pedro, hijo de Enrique II, que se encuentra en el centro de la capilla de Santa Catalina, en la Catedral de Segovia, y de otras tres obras religiosas ubicadas en el mismo espacio: la talla policromada del ‘Cristo bendiciendo’, el óleo sobre lienzo ‘La Caridad Cristiana’ y un retablo del siglo XVI de la Escuela Castellana.

El acuerdo adoptado por la Comisión establece que la actuación en las obras a restaurar se llevará a cabo con el seguimiento de los técnicos del Servicio Territorial de Cultura y Turismo.

La Catedral de la Asunción de Nuestra Señora está declarada Bien de Interés Cultural, con categoría de monumento, desde 1931. La capilla de Santa Catalina se localiza en el cuerpo bajo de la torre, actualmente está reconvertida en sala de exposiciones y en ella se pueden contemplar algunas de las obras de mayor valor artístico y religioso del templo. Entre estas piezas, se encuentran las cuatro que son objeto de los trabajos de restauración autorizados hoy.

En otro punto del orden del día, en el capítulo dedicado a la arqueología, la Comisión de Patrimonio ha autorizado la actividad arqueológica de carácter preventivo vinculada al proyecto de rehabilitación del Torreón de Lozoya, en la plaza de San Martín de la capital.

Se trata de realizar el control arqueológico de los movimientos de tierras necesarios durante las obras de rehabilitación, autorizadas por la Comisión de Patrimonio en junio del año pasado, para adecuar el edificio del Torreón para su uso como museo, con el objetivo de mostrar la colección de la Fundación Caja Segovia. El acuerdo de la Comisión en relación a este proyecto, que contempla la reforma parcial y adaptación del inmueble para incorporar nuevas salas con uso museístico, incluía la necesidad de llevar a cabo el trabajo arqueológico autorizado en la sesión de hoy.

En la misma reunión, la Comisión ha autorizado la actividad arqueológica de carácter preventivo vinculada al proyecto de acondicionamiento de la antigua fuente y de la pradera del Santo Cristo del Corporario, en el municipio de Fresno de Cantespino. Los trabajos de control arqueológico se llevarán a cabo en el movimiento de tierras que se producirá durante en los trabajos para recuperar la antigua fuente que se ubica junto a la ermita del Santo Cristo. Esta actuación fue requerida por la Comisión de Patrimonio como medida cautelar asociada a las obras proyectadas.

Tanto en el caso del Torreón de Lozoya como en Fresno de Cantespino, el acuerdo de la Comisión señala que del inicio de la actividad arqueológica se dará conocimiento al Servicio Territorial de Cultura y Turismo con suficiente antelación, con el fin de programar su seguimiento.