Un momento de la presentación del libro en el Ayuntamiento. / el adelantado
Un momento de la presentación del libro en el Ayuntamiento. / el adelantado
Publicidad

El Ayuntamiento de Garcillán dedicará una calle al médico del siglo XIX Gabino Herrero Pascual. Así lo anunció la alcaldesa, Ascensión Arribas, en el transcurso de la presentación del libro ‘Gabino Herrero Pascual, médico y benefactor’. Los motivos por los que se ha tomado esta decisión es que nació en Garcillán en 1842, y además, por la trayectoria profesional del facultativo que, a partir de 1863, tras licenciarse en Medicina por la Universidad Central de Madrid, ejerció la carrera por diversos pueblos de Segovia, como Aldea Real y Nava de la Asunción, donde trabajó más de 40 años y se le dedicó una calle en 1924. También fue médico de Martín Muñoz de la Dehesa, donde falleció en 1914, aunque sus restos fueron trasladados diez años después a Nava de la Asunción, para se enterrados en la tumba de su hija Patrocinio.
Una interesante historia de este médico y cirujano recogida por el escritor y periodista asturiano Luis González Fernández, que durante el acto de presentación, conminó a los vecinos de Garcillán a sentirse orgullosos de contar que “aquí nació una persona, para muchos hoy desconocida, pero a la que por su trayectoria personal y humana se le puede catalogar como hijo ilustre o predilecto”. También invitó a la lectura del libro para adentrarse más en la vida y obra de este personaje que vivió y creció en este municipio segoviano. El libro recoge la colaboración desinteresada que el médico Gabino Herrero prestaba a la Sociedad de Socorros Mutuos ‘La Emancipación Obrera’, fundada en Nava en 1903, donde desarrolló una importante labor asistencial.
El acto fue presentado por el concejal Miguel Ángel Hernangómez, que estuvo acompañado por Concha Casado Herrero, investigadora del apellido Herrero por su vínculo familiar con el mismo; la alcaldesa de Garcillán, Ascensión Arribas Herguedas; la concejala de Cultura, Ana Belén Sanz, y Amador Marugán Arribas, escritor y colaborador de El Adelantado de Segovia, quien realizó una semblanza biográfica sobre el autor del libro, Luis González. También hubo una amplia representación de la familia Herrero Pascual, encabezada por la nieta del médico María del Carmen ‘Mery’.