El Grupo Parlamentario Socialista cree que los Presupuestos de la Junta vendían “humo”.
El Grupo Parlamentario Socialista cree que los Presupuestos de la Junta vendían “humo”. / E.P.
Publicidad

El presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Pedro González, y secretario y portavoz de Hacienda, José Francisco Martín, acusaron a la Junta de Castilla y León de estar “estafando” a los parados de la Comunidad Autónoma por la “mala gestión” de los cursos de formación ocupacional cuya falta de ejecución ha derivado en tener que devolver “sólo” 70 millones de euros al Estado que ha repartido después a otras comunidades con mejor ejecución.

“¿Cómo puede ser que en una comunidad autónoma con 150.000 parados no se gaste una cuarta parte del dinero destinado para el empleo?”, se preguntó José Francisco Martín, que cifró en 37,80 millones de euros el dinero no ejecutado por la Junta en 2015, 2016 y 2017 en el subprograma de gestión del empleo a los que ha sumado los 65,24 millones no ejecutados en el subprograma de formación ocupacional, lo que representa el 22,25 y el 25,18 por ciento de lo presupuesto inicialmente en cada caso.

Para Martín, este es un ejemplo de que los presupuestos de la Junta de Castilla y León han sido “humo” ya que “vestía más” destinar las cuentas regionales a luchar contra el desempleo para modificar después esas partidas presupuestarias que, según sus datos, se han destinado a servicios generales como el pago de nóminas, a lo que ha sumado la devolución de esos 70 millones que estaban cofinanciados por el Estado.

“No se van a gastar se apruebe lo que se apruebe en las Cortes”, reprochó Martín.

Mala gestión

Asimismo, apeló a los resultados del trabajo de investigación retomado por el PSOE en 2015 e iniciado “mucho antes” para concluir que la Junta ha destinado cada año prácticamente la misma cantidad de dinero al subprograma de gestión del empleo (40,36 millones en 2015; 40,59 millones en 2016 y 51,11 en 2017) cuando había presupuestado inicialmente 47,61, 55,55 y 66,71 millones que luego modificó con una rebaja global de 15,68 millones, el 9,23 por ciento.

En el caso del subprograma de formación ocupacional, “el colmo” de la “mala gestión” del Gobierno regional, explicó que el presupuesto inicial global fue de 259,12 millones que se modificó a la baja en 3,14 millones, un 1,22 por ciento menos.
“El sistema no está funcionando porque se devuelve el dinero y no se dan los cursos”, advirtió además Martín.

En esa línea, exigió la comparecencia “inmediata” del consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, para que de explicaciones de una gestión “tan negligente y tan mala” que Pedro González ha basado en la modificación del reglamento de las entidades ya acreditadas que ha permitido que se “sirvan” de otras entidades con baja puntuación para la licitación de los concursos de formación ocupacional con el “consentimiento” del ECyL.