El exsecretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, a su llegada a la Audiencia Nacional.
El exsecretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, a su llegada a la Audiencia Nacional. / EFE
Publicidad

El responsable de Orange Market, Álvaro Pérez ‘El Bigotes’, afirmó que el expresidente de la Comunidad Valenciana Francisco Camps era la persona que dio la orden al exsecretario general del PP de la Comunidad Valenciana, Ricardo Costa, para que la trama Gürtel facturase los actos de campaña de 2007 y 2008 del PP valenciano a otros empresarios.

Así lo manifestó durante su declaración en el juicio por la presunta financiación del PP Valenciano, que se está celebrando en la Audiencia Nacional, después de que el líder de la trama Gürtel, Francisco Correa y el número ‘dos’, Pablo Crespo, hayan afirmado que Costa (que se enfrenta a siete años y nueve meses de prisión) fue quien les indicó que si “querían cobrar” tenían que facturar los eventos a “determinados empresarios”, sin concretar quién había tomado esta decisión.

‘El Bigotes’ aseguró que quiere colaborar con la justicia y pidió marcharse cuanto antes a la prisión en la que se encuentra porque se ha levantado “a las cinco de la mañana”. Afirmó que existe una cuestión “importante” al respecto: “Cuando yo le digo a Ricardo Costa que es una barbaridad hacer esto, ante la presión que ejerzo, Ricardo llamó a la persona que consultaba siempre todo y le dijo que había problemas importantes y esa persona que le dice eso es Francisco Camps”, concretó.

Amigo del alma

Su abogado, José Javier Vasallo, pidió que precise quién fue la persona que instauró ese sistema de facturación en el PP valenciano, ante lo que Pérez dio el nombre del expresidente valenciano. “Es el único que podía hacerlo, era el que me pedía el trabajo siempre porque yo le lloraba, era mi amigo en esa época, recuerde la famosa llamada en la que me llamaba mi amiguito del alma”, añadió.

Pérez aseguró que había veces que no podía hablar con el expresidente valenciano y entonces lo hacía con su jefa de gabinete en la Generalitat Ana Michavila (calificada como una persona “bastante desagradable”). También lo hacía con otras personas de “su guardia pretoriana” enumerando igualmente al exvicepresidente de la Comunidad Valenciana Vicente Rambla o al propio Ricardo Costa.

“Yo hablaba con el que pillaba y me desahogaba y pataleaba para que me pagaran”, respondió. “Yo iba como fuese a conseguir que la empresa cobrara”, dijo Pérez, que ha insistido en que él nunca ha “visto facturas”.

FuenteEuropa Press
Compartir