Juan Antón, en uno de los actos de homenajeados de la Gimnástica Segoviana. / JUAN MARTÍN - LA GIMNÁSTICA
Publicidad

La Gimnástica Segoviana perdió hoy a uno de los jugadores más trascendentes de su historia. El que fuera defensa del equipo azulgrana Juan Antón murió a los 83 años. El zaguero comenzó su andadura en el plantel gimnástico en la temporada 1954/55 y pronto pasó a ocupar un puesto importante en el esquema. Su trayectoria en la Segoviana se prolongó hasta 1964, año en el que se retiró. A lo largo de estas campañas, Antón compartió vestuario con otros emblemas de la Gimnástica como Mariano Chocolate, Sanchidrián, Jaime, Juan Callejo, Domingo o Costa.