El instituto de Carbonero el Mayor ha sido uno de los galardonados en esta convocatoria. / KAMARERO
Publicidad

La Junta distingue a tres centros educativos segovianos con los Mejores Planes de Lectura desarrollados en el curso 2018-2019. En esta convocatoria, los galardonados han sido el IES Vega del Pirón, de Carbonero el Mayor, el CEIP San Gil, de Cuéllar, y el CRA Reyes Católicos, de Turégano. A estos centros se les va a otorgar un diploma en el que se les reconoce el mérito y se procederá a la publicación de su plan de lectura de centro dentro del Portal de Educación de la Junta de Castilla y León. Además, a cada uno de ellos le corresponde una dotación de 1.000 euros que se destinará a la mejora de sus bibliotecas escolares. La lectura y la escritura son, sin ninguna duda, instrumentos fundamentales para la adquisición del conocimiento y para el aprendizaje a lo largo de la vida, por lo que, trabajar en la mejora de la competencia en comunicación lingüística debe ser un objetivo prioritario y tarea de todos aquellos que comparten la responsabilidad en la educación de los niños y adolescentes, comprometiendo a toda la sociedad.

Este tipo de proyectos que se ponen en marcha desde la Consejería de Educación tienen como objetivo concienciar de la importancia que tiene en la actualidad el formar lectores; algo que implica, además, prepararlos para utilizar distintos soportes y tipologías de textos. El mundo vive en un entorno lector y en un entorno digital que amplían las posibilidades de crecimiento personal, de socialización y de desarrollo creativo. Las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) y la lectura han de ser, por tanto, instrumentos complementarios, no excluyentes.

Por ello, la dotación con la que cuenta esta subvención está destinada a la mejora de las bibliotecas escolares, puesto que estos espacios deben ser instrumentos de innovación y apoyo al desarrollo curricular que complementen el trabajo realizado en el aula, convirtiéndose en un indicador de la calidad del centro educativo. Las bibliotecas escolares han de ser un lugar de encuentro entre la cultura digital y la cultura impresa, un lugar vivo al servicio de la comunidad educativa.

En el año 2014, la Administración educativa autonómica, a través de la Dirección General de Innovación y Equidad Educativa, puso en marcha el actual Plan de Lectura, para adaptar el anterior -del año 2005- a las nuevas necesidades que se han producido en los últimos años en la sociedad del conocimiento derivadas, fundamentalmente, del uso de las nuevas tecnologías (TIC). Este Plan es un instrumento al servicio del profesorado, un documento facilitador del trabajo de elaboración del Plan de Lectura de Centro, de forma que su redacción sea más operativa, sencilla y gratificante.

El Plan de Lectura de Castilla y León lo elaboraron un grupo de expertos en la materia, bajo la coordinación de la Dirección General de Innovación y Equidad Educativa. Además, antes de su publicación, y con la idea de que fuera un documento consensuado por la comunidad educativa, el borrador del texto se ubicó en la web de fomento de la lectura de la Junta dando la posibilidad a todo el profesorado de centros docentes no universitarios de Castilla y León a que hiciera aportaciones que han sido tenidas en cuenta en el documento definitivo.

La idea fundamental es que sirva de ayuda real al profesorado por lo que, partiendo de una pequeña explicación teórica, se dan numerosos ejemplos de posibles actividades, estrategias para llevar a cabo y orientaciones pedagógicas. Y tiene como objetivo principal fomentar el hábito lector en los escolares de la Comunidad y desarrollar su capacidad de comprensión lectora, ahora ya utilizando diferentes soportes y tipologías textuales, así como su escritura y comunicación oral, para favorecer la adquisición de una alfabetización propia de esta nueva sociedad de conocimiento.