Iglesia dedicada a San Juan Degollado.
Iglesia dedicada a San Juan Degollado.
Publicidad

PILAR DE MIGUEL
FOTOS: JOSÉ ANTONIO SANTOS

Hasta 2016 fue conocido como Pradales pero, a partir de aquella fecha ha adquirido el nombre de una de sus pedanías: Carabias.

Este hecho ocurrió en el mes de junio de aquel año, cuando el pleno de su Ayuntamiento decidió que era mejor adoptar el nombre de la pedanía más poblada. El acuerdo definitivo, se resolvió en el mes de diciembre de 2016.

Otra de las curiosidades de este municipio es que está formado por tres núcleos de población: Carabias, Pradales y Ciruelos de Pradales y, cada uno de estos núcleos, pertenece a una Comunidad de Villa y Tierra diferente: Carabias a la Comunidad de Villa y Tierra de Maderuelo; Ciruelos de Pradales a la de Sepúlveda y, Pradales a la de Montejo.

Pero, volvamos al cambio de nombre. Lo normal había sido que Pradales mantuviera una población superior al resto de las poblaciones que forman en municipio pero, con el paso del tiempo y, a causa de que Carabias tenía mejor ubicación en estos “tiempos modernos”, junto a la carretera A-1, su población fue paulatinamente aumentando mientras que Pradales quedaba en un plano inferior, hasta el punto de llegar a ser, poco menos, que un despoblado.

Eso no quiere decir que Pradales esté completamente abandonado. Es cierto que Pradales no tiene ningún vecino empadronado y que en invierno no vive, con continuidad, nadie pero, cuando llega el verano… “la vida vuelve”.

El iniciar el cambio de nombre no se debió a una simple cuestión estética sino, comentó el alcalde en su momento, “era un trastorno” que el municipio se siguiera llamando Pradales, sobre todo a la hora de solicitar subvenciones. En alguna ocasión, preguntaron al alcalde cómo pedía ayudas para un pueblo sin habitantes. Pese a todo, esta medida cayó como una bomba entre los descendientes del pueblo de Pradales, para quienes era una traición a la historia del pueblo. En cualquier caso, los tres miembros de la corporación que unánimemente dieron su ‘sí’ al cambio de nombre, no lo hicieron pensando en el perjuicio de nadie sino, en el beneficio de todos.

Desde el siglo XIII ya se conocía a este lugar con el nombre de Carabias o, El Lugar de Carabias que significa “lugar pedregoso”. Es una zona con abundante monte de encinas, robles, pino… y, gracias a la abundancia de conejos, hay muchas especies que se alimentan de ellos.

Por la zona discurre el Arroyo de la Hoz, que en su día llegó a dar agua a tres molinos, dos en Carabias y otro, en Cedillo de la Torre y, según el Catastro del Marqués de la Ensenada, la propiedad de los Molinos era, en uno de los casos, de Juan Durango, vecino de Sepúlveda . El otro, era de Juan García, vecino de Cedillo de la Torre.

Además, en Carabias existía una posada en la que se daba alojamiento a los caballeros y sus caballos…. El edificio aún se conserva. Además, se cobraba peaje para el paso de personas y mercancías.

Se dice que, Juan Martín “El Empecinado”, secuestró en la zona cercana a Carabias, a una importante dama francesa que iba escoltada. Con ella, los secuestradores consiguieron un gran botín. También cuentan que la zona era frecuentada por el cura Merino que, en ocasiones, se ocultaba en las cuevas existentes en los alrededores.

PATRIMONIO
En este apartado, en el municipio, destacan las tres iglesias correspondientes a los tres núcleos de población.

La iglesia de Carabias, dedicada a San Juan Degollado, es un templo sencillo y humilde, formado por una sola nave con cabecera rectangular y una espadaña ubicada a los pies de la edificación.
La iglesia se construyó en mampostería con sillares de piedra en los vanos y en las esquinas. En el lado sur del templo, se adosó un espacio alargado que cumple la función de atrio y sacristía. En el interior, la cubierta estaba destruida y se restauró.

En el término de Carabias se encuentra el Pago de los Castillos con el asentamiento celtíbero más antiguo de España. En este lugar se cree que existió un castro o fortaleza y, aunque durante muchos años no se ha puesto en valor de manera conveniente, actualmente se intenta dar la importancia debida a este espacio pero, el dinero, como siempre, es el que manda…

La de Pradales, es la iglesia parroquial de la Visitación de Nuestra Señora, un templo románico con cabecera rectangular y la sacristía unida a su lado norte. En su lado oeste, encontramos un campanil recientemente restaurado por los vecinos. La portada tiene dos arquivoltas y, las cornisas de la nave y la cabecera tienen canecillos lisos, en el frente de la cabecera, en el ábside, se encuentra un ventanal cuyos capiteles están decorados con motivos vegetales. Esta iglesia tiene una sola nave y, en el interior, al fondo, se levanta el coro, realizado en madera.

También en el interior, el templo tiene una pila bautismal con forma de flor y, con varios retablos, dos de ellos de pequeño tamaño, así como un retablo mayor, de estilo barroco, presidido por una imagen románica de la Virgen con el Niño. En el suelo se observan losas de enterramientos de los siglos XVI y XVII.

En Ciruelos de Pradales, conocido como Ciruelos de Sepúlveda hasta mediados del siglo XIX, nos encontramos con la iglesia de Nuestra Señora de la Natividad. Esta iglesia llegó a estar en total ruina pero, con el afán y esmero de los vecinos… fue restaurada bajo la dirección del arquitecto Fernando Vela. La iglesia tiene una sola nave y cabecera rectangular y, sus elementos más destacables son la espadaña, realizada en piedra con unos arcos estrechos para albergar las campanas y, la portada, que consta de dos arquivoltas, la primera de ellas decorada con rosetas de cuatro pétalos.

FIESTAS
Carabias es el resultado de la unión de tres núcleos de población y, por ello, también su calendario de fiestas es la suma de los festejos de cada localidad.

La fiesta grande de Carabias es San Juan Degollado, el último fin de semana de agosto. En el caso de Pradales, la fiesta principal es San Bartolomé, el 24 de agosto, aunque su celebración es el fin de semana más cercano a esta fecha y, para terminar, en Ciruelos de Pradales, la fiesta grande es Nuestra Señora de la Natividad, cuya fiesta es en septiembre pero, se celebra el segundo fin de semana de agosto para aprovechar la presencia de muchos hijos del pueblo que pasan allí sus vacaciones.

Junto a estas fiestas, existe la tradición de celebrar Santa Águeda entre los tres núcleos de población. Las poblaciones que forman el municipio de Carabias han mantenido una relación tensa entre ellos pero, han conseguido ponerse de acuerdo para organizar la fiesta de la patrona, de manera conjunta. Este año, dentro de pocos días, la fiesta se celebrará en Pradales. “La misa será en la iglesia de Pradales, la procesión recorrerá las calles de Pradales y, la comida será en Pradales…” y, ese mismo día, los hombres… “por otro lado”, “Si este año las mujeres están en Pradales, los hombres nos iremos al Bar Social de Carabias a comer”.

Tanto en Carabias como en Pradales o en Ciruelos de Pradales, aún es tradición la subasta de las andas en las procesiones, hecho que es conocido como “El Remate de Palos”.

En cuanto a la organización de las fiestas, el Pradales y Ciruelos de Pradales, se encargan las respectivas asociaciones de vecinos de cada población con un dinero que les proporciona el ayuntamiento porque han querido que fuera así. En el caso de Carabias, las fiestas son organizadas por el propio ayuntamiento y su propia asociación cultural y, están aumentando mucho. Antes tenían una duración de un fin de semana y ahora duran una semana completa. Comienzan con una semana cultural y siguen con actividades para los niños, juegos autóctonos, hamburguesas para todos, perritos… y, las orquestas son “de lo mejor que hay por la zona”. Recordamos que las fiestas de San Juan Degollado se celebran el último fin de semana de agosto.

CARABIAS HOY
Su alcalde desde 2011, Juan Carlos Sancho Llorente (PP), comenta que la principal fuente económica del municipio se encuentra unida al sector primario, agricultura y ganadería. Junto a ello, su cercanía a la carretera hace que también encontremos una gasolinera; la empresa ‘Explotaciones Mineras’ de Carabias (dedicada a la extracción y comercialización de arenas y gravas) y, aunque hoy están cerrados, había dos restaurantes (actualmente están haciendo otro).

Actualmente, hay otros proyectos y empresas interesadas en la zona por su buena ubicación. Entre otras, una empresa interesada en el montaje de un desguace de gran tamaño, en el que se desmonten los vehículos y se distribuyan las piezas entre fundiciones o talleres y, también se ha construido un hostal, muy grande, que no se ha abierto aún.

Como ya se ha comentado, actualmente en Carabias no hay ningún restaurante abierto aunque están construyendo uno y, además del hostal, que también permanece cerrado, se ha iniciado el proyecto de una nueva casa rural. Comenta el alcalde que lo que les “salva” es el bar social, ubicado en los locales del ayuntamiento de Carabias, donde se puede tomar un café o comer, también por encargo…

Entre las obras que el ayuntamiento realizará en los próximos meses se encuentra el cambio y mejora de las canalizaciones de agua, porque las tres poblaciones estaban aún con fibrocemento. Juan Carlos Sancho, indica “que ya queda poco” para terminar esta actuación y, nos recuerda, que el ayuntamiento de Carabias intenta hacer una obra al año en cada población. Cuando finalice la intervención en las canalizaciones, también está prevista la finalización del asfaltado de las calles.

Con las actuaciones en las canalizaciones y en el asfaltado, el presupuesto de obras… no da para más pues, “cada año nos dan diez o quince mil euros y se hace un poco….” Eso sí, en el municipio de Carabias, hay WIFI gratis en las tres poblaciones.

Para concluir, en el municipio de Carabias encontramos a unas cuarenta personas censadas pero, realmente residiendo, serán hoy unas cinco o seis personas aunque, cuando llega el verano y los fines de semana, “la cosa cambia”.

LA RECETA
En esta pequeña población, uno de sus habitantes permanentes desde sus jubilación es el teniente de alcalde de su ayuntamiento, Alfredo García y, como Carabias se asienta en un lugar con agua y bosques y, por lo tanto con tradición micológica, el encargado de ofrecernos una buena excusa para acercarnos a los fogones es, en esta ocasión, Alfredo García Muñoz, el teniente de alcalde de Carabias quien, como “de la necesidad surge el ingenio”, a causa de la salud de su mujer, se ha visto en la necesidad de aprender a defenderse en la cocina.

Alfredo desarrolló su vida laboral en Madrid y, allí era miembro de una sociedad micológica. Tras la jubilación, al volver al pueblo, no renunció a esta afición y hoy pertenece a la sociedad micológica de Riaza.

Allí, los socios, comparten historias y recetas del mundo de las setas y, por la sencillez y lo agradable que es “tomar algo calentito en los meses fríos” nos ha dado la receta de “Las sopas de ajo con Marasmius oreades o senderuelas”. Antes de contarnos cuales son los ingredientes de este plato, nos cuenta que su mujer, Magdalena, y él, acuden a diario a Campo de San Pedro, al centro de día de CODINSE para estar más acompañados y comer.

Ingredientes: Para 200 gramos de senderuelas, cuatro o cinco dientes de ajo, seis u ocho cucharadas de aceite de oliva virgen, seis u ocho rebanadas de pan duro, cucharada y media de pimentón dulce, ½ litro o ¾ de litro de agua y, dos o tres huevos.

Modo de prepararlo: se limpian las setas contando con que la senderuela tiene el rabo fibroso y debe ser eliminado completamente. Cuando ya tenemos limpios bajo el agua los sombreros de las setas. En una cazuela se pone el aceite, y los ajos cortados en láminas muy finas. Antes de que se termine de dorar el ajo, se añaden las setas y se remueven dos o tres minutos. Después se añade la sal, el pimentón y se va moviendo junto con las setas. Luego se añade el pan, cortado en láminas finas y, el agua. Se sigue removiendo y, a los diez minutos empieza a salir la cremosidad de las setas. Para terminar, se escalfan los huevos, que se pueden mover un poco para que se rompan. Se tapa y, ya está.

CARABIAS EN POCAS PALABRAS

Nombre hasta 2016: Pradales.

Distancias: 91,4 km. a Segovia.

Población: 43 habitantes censados.

Alcalde: Juan Carlos Sancho (PP).

Poblaciones del municipio: Carabias, Pradales y Ciruelos de Pradales.

Patrimonio:
— Iglesia de San Juan Degollado, en Carabias.
— Iglesia de la Visitación de Nuestra Señora, en Pradales.
— Iglesia de Nuestra Señora de la Natividad, en Ciruelos de Pradales.

Fiestas:
— San Juan Degollado en Carabias, el último fin de semana de agosto.
— San Bartolomé, el 24 de agosto, en Pradales.
—Nuestra Señora de la Natividad, segundo fin de semana de agosto, en Ciruelos de Pradales.
—Santa Águeda, en febrero, las tres poblaciones unidas.

Dónde Comer
— No hay restaurantes, solo hay uno que están construyendo.
— Bar Social, en los bajos del ayuntamiento de Carabias.

Dónde Dormir
— Hay un hostal de gran tamaño, aún cerrado.
— Se está construyendo una nueva casa rural.