Torra (2i) recibe el aplauso de JxCat tras su nombramiento.
Torra (2i) recibe el aplauso de JxCat tras su nombramiento. / efe
Publicidad

El candidato de JxCat a la presidencia de la Generalitat, Quim Torra, logró ayer el aval del Parlament para ser nombrado president. De esta forma, los 66 votos favorables de JxCat y ERC fueron suficientes para alcanzar la mayoría simple necesaria para el nombramiento, gracias también a la abstención de los cuatro diputados de la CUP.

Durante su intervención, el nuevo presidente de la Generalitat prometió trabajar para que su antecesor Carles Puigdemont vuelva a ser investido, porque le considera el presidente legítimo de Catalunya, y concluyó su intervención con un “Visca Catalunya lliure”.

En su primer discurso ante el Parlament tras ser investido, destacó su apuesta por ser un presidente provisional hasta que la mayoría parlamentaria independentista logre investir de nuevo a Puigdemont: “Le investiremos. Es uno de los objetivos de todo lo que nos proponemos”, dijo.

Una promesa que viene precedida de las declaraciones hechas el fin de semana por el propio Puigdemont, quien avisaba de que el candidato a la investidura, convocará elecciones a partir del 27 de octubre “si el Gobierno español sigue con la persecución”. Esa fecha sería el primer día en que Torra podría hacerlo legalmente.

Por cierto, que Quim Torra, y su antecesor Carles Puigdemont se reunirán hoy en Berlín y luego ofrecerán juntos una rueda de prensa, la primera desde su investidura.

El nuevo presidente catalán agradeció las abstenciones a la CUP y les prometió que seguirá la senda hacia la independencia: “Os hago un encargo: que os mantengáis alerta por si alguna vez caemos en la tentación del autonomismo. Levantad la bandera roja inmediatamente”.

Pero la CUP advirtió de que hará una oposición muy contundente y señaló que si el nuevo Govern “viene a gestionar una autonomía con políticas neoliberales, la legislatura se puede acabar mañana mismo”.

Con la toma de posesión, Cataluña volverá a tener un presidente de la Generalitat, cargo vacante desde el 27 de octubre de 2017, cuando el Gobierno central cesó a todo el Govern en aplicación del artículo 155 de la Constitución, que entró en vigor después de que el Parlament proclamara la República ese mismo día.

El Gobierno central ha avisado de que solo levantará la aplicación del 155 si las primeras acciones del nuevo Govern se enmarcan dentro de la legalidad.

Tras la votación, Torra se dirigió a la Cámara en un breve discurso en el que agradeció la generosidad y el acto de responsabilidad de Puigdemont de señalarle a él como candidato.”Haremos república, haremos república catalana”, prometió Torra.

Felicitaciones

Antes de comenzar sus primeras palabras como presidente electo, recibió la felicitación de sus compañeros de bancada, los portavoces de JxCat, Elsa Artadi y Eduard Pujol.

Después le felicitó el presidente de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, y la líder de Cs en Catalunya, Inés Arrimadas, y se dirigió hacia la parte superior del hemiciclo donde también se saludó con el primer secretario socialista, Miquel Iceta.

Al subir las escaleras de la Cámara, se encontró con el líder de los populares, Xavier García Albiol, que bajó para felicitarle, y él siguió subiendo para saludarse con el diputado de la CUP, Carles Riera, que es con quien más rato estuvo hablando.

Después bajó a recibir la felicitación del líder de los ‘comuns’, Xavier Domènech, mientras los diputados de JxCat y ERC aplaudían, y el resto de diputados, incluidos los de la CUP, permanecían en sus asientos.

Tras sus palabras, los diputados entonaron el himno catalán, y antes de salir de la Cámara se quedó un rato en el hemiciclo, donde recibió felicitaciones y abrazos de diputados y miembros del público como el expresidente Artur Mas, la mujer del expresidente Carles Puigdemont, Marcela Topor, y las exdiputadas Neus Munté y Meritxell Borràs.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir