Solo apta para valientes

La Farinato race arrancó con éxito en Segovia, donde se congregaron dos centenares de atletas que participaron en esta singular carrera de obstáculos

0

El mundo de las carreras populares está en constante evolución, dado el auge que está viviendo en los últimos años. Por ello, los organizadores buscan alternativas originales que ofrezcan algo diferente a los corredores. Un buen ejemplo es la Farinato Race, una prueba que mezcla la exigencia cross con la espectacularidad y la dureza de unos obstáculos muy particulares (pasadizos de alambre de espino, trampas de hielo, obstáculo de altura y piscinas de barro), y que ayer puso a prueba la resistencia y la forma física de dos centenares de valientes, que se dieron cita en la etapa segoviana de este circuito de once citas.

De esta forma, durante la mañana de ayer las inmediaciones de Baterías estuvieron muy concurridas desde primera hora, cuando los aguerridos participantes comenzaron a llegar a la zona de carrera, como la popular presentadora de televisión Cristina Pedroche, que no quiso perderse esta cita tan especial, a la vez que animó a todos los corredores populares para que tomen parte en pruebas como la Farinato Race.

La música y la animación de Fer Orea al micrófono hicieron que el calentamiento fuera mucho más ameno, antes que la primera de las tres tandas de atletas tomaran la salida.

Por delante, 5.600 metros de caminos y obstáculos, que obligaron a los corredores a emplearse a fondo para poder terminar la prueba, eso sí, con barro en las zapatillas y en la ropa, y con las consecuencias del esfuerzo reflejadas en el rostro al cruzar la línea de meta.

Según la nota oficial de la organización, los atletas con los mejores tiempos fueron el segoviano Israel Tapias (17’33’’) y Alejandra de Castro (24’04’’).

Una vez terminada la competición los participantes, como es el caso del madrileño David Jiménez, coincidieron en destacar la dureza de una prueba que “hay que entrenarla muy bien, practicando mucho el crossfit. Pero en el momento en que tomas parte en una de ellas, te enganchas, porque son muy divertidas”.

Por su parte, el también madrileño Sergio González era la primera vez que participaba en una de estas pruebas de obstáculos. “Para entrenarme he hecho muchas series en pista, además de crossfit. Las sensaciones son muy duras, y hay que tener mucha potencia para salir de los obstáculos y poder seguir corriendo”, explicó.