Soldado rescata a España

El delantero consigue el único tanto del encuentro ante Georgia en los últimos minutos

0

España inició ayer la fase de clasificación hacia el Mundial de Brasil con un agónico triunfo por 1-0 en su visita a la modesta Georgia, que solo se vio sometida a cuatro minutos del final con un tanto de Roberto Soldado.

El combinado que dirige Vicente del Bosque aplicó un ejercicio de paciencia que se convirtió en desesperación en los últimos momentos del encuentro, pero apareció el oportunismo del jugador del Valencia para marcar y darle los tres primeros puntos a la actual campeona del mundo.

El partido fue lo más parecido a un encuentro de balonmano jugado en un solo campo: un equipo circulaba el balón de lado a lado ante un rival cerrado en su área y con el único objetivo de defender y no dejar un solo hueco. España era una auténtica fiera y Georgia ejercía de huidiza presa.

El equipo nacional hizo lo necesario para intentar derribar el muro local, pero le faltaron tres cosas: profundidad, juego por bandas y puntería. Aunque sumó no menos de cuatro ocasiones claras para irse con ventaja al descanso, el arquero Loria fue un prodigio y salvó a los suyos.

España salió con el equipo esperado, el que Del Bosque considera el más titular tal y como están las cosas. Roberto Soldado fue el delantero centro en detrimento de Fernando Torres, quien sin duda se llevó una decepción. El punta del Chelsea sigue sin ser un fijo para el seleccionador.

Iniesta y David Silva aparecieron como los jugadores más activos de España, que a veces cayó en cierto barroquismo en sus acciones. En ciertas ocasiones parece que se ve tan superior que quiere marcar goles imposibles, metiéndose en la portería contraria.

Aunque también intentó disparos lejanos. Por ejemplo, a los 28 minutos Silva estrelló el balón en un palo tras un gran lanzamiento desde fuera del área.

A a los 45 minutos, el azulgrana Xavi Hernández dibujó un sensacional pase sobre Roberto Soldado, quien disparó sobre el guardameta local en la oportunidad más clara de la primera mitad.

La hinchada de Georgia saludó el descanso con una cerrada ovación para sus jugadores, héroes al sobrevivir 45 minutos sin encajar un gol ante la actual campeona de Europa y del mundo.

El bloque patrio se llevó el mayor de los sustos en la reanudación, cuando Amisulashvili conectó un potente zurdazo para mandar el balón al palo. Del Bosque entendió el mensaje y aplicó el ‘Plan B’: quitó a Busquets y puso a Pedro, un jugador muy vertical.

A los 73 minutos, la escuadra eslava encontró un claro motivo de preocupación porque Loria se retiró lesionado al sufrir un golpe de uno de sus defensas. Poco después, España se fue a por todas quitando al defensa Álvaro Arbeloa para situar a Cesc Fábregas.

La ‘roja’ llegó al final con evidentes signos de ansiedad, pero logró premio. A cuatro minutos, Fábregas entró en área, cedió atrás y Soldado mostró sus dotes de rematador con un disparo que le dio el triunfo a su equipo.

La campeona del mundo sufrió, pero se llevó sus primeros tres puntos que le saben a gloria tras tanta agonía.

Nada más concluir el choque, Vicente del Bosque destacó que sufrió, y mucho, para conseguir la victoria. «Ellos se han cerrado atrás y nos lo han puesto difícil. Nos imaginábamos este escenario de partido, era el esperado pero nos ha faltado un poco de llegada, sí. Son tres puntos importantísimos. Si hubiésemos empatado sería un paso atrás», indicó.