Reacción de aspirante

El Atlético resuelve en dos minutos un duelo abocado al empate después de contar con las mejores ocasiones

0

El Atlético de Madrid salvó ‘in extremis’ (0-2) su visita a Vallecas con dos goles con el tiempo casi cumplido, obra de Ángel Correa y Griezmann, para mantenerse en lo alto de la tabla como perfecta despedida del 2015.

Los de Paco Jémez salieron muy enchufados al verde y manejaron los primeros minutos de juego, pero no les fue suficiente para darle a su afición un regalo anticipado de fin de año y terminará 2015 en una situación delicada en descenso, todo lo contrario que los del Cholo Simeone, en plena lucha por el liderato.

La primera parte fue aburrida en Vallecas, en la que a pesar del dominio de los de los locales en la circulación de balón, las ocasiones más claras cayeron del lado de los colchoneros. Los de Simeone salieron al césped muy enchufados y realizando una gran presión sobre los rayistas, pero conforme pasaban los minutos los locales se sentían más cómodos y lograban una circulación fluida del esférico, aunque sin peligro alguno.

El Rayo salió ante su afición con una defensa formada por tres jugadores, en la que finalmente comenzó Chechu Dorado por lesión de Amaya, un tanto atrevida teniendo en cuenta que Fernando Torres y Antonie Griezmann son dos futbolistas que juegan bien al espacio y se sienten cómodos teniendo metros por delante

La primera ocasión del partido la tuvo en sus botas el rojiblanco Saúl Ñíguez, que armó la pierna desde fuera del área y lanzó un zurdazo que salió muy cerca del palo izquierdo de la portería defendida por Yoel. El Atleti siguió presionando y Carrasco tuvo la segunda de los de Simeone, aunque el meta gallego estuvo atento y realizó una buena parada abajo.

Las ocasiones se siguieron sucediendo para los colchoneros, aunque no acababan de materializarlas. Carrasco tuvo de nuevo en sus botas el 0-1; el centrocampista bajó un balón con la cabeza y remató desviado a la izquierda del meta rayista. Pero la ocasión más clara, hasta ese momento, saldría de las botas de el ‘Niño’. El de Fuenlabrada recibió un pase de Óliver Torres que bajó con la cabeza para que Yoel se luciera sacando una mano salvadora. Al final, un día más sin lograr el gol 100 como atlético para Torres.

Antes de que los jugadores se marcharan al descanso, Javi Guerra, rodeado de defensas colchoneros, consiguió desenvolverse en el área para poner en peligro a Oblak, pero el meta esloveno sacó el buen disparo cruzado.

En el segundo tiempo las tornas cambiaron. Los pupilos de Jémez salieron muy enchufados y mostraron su mejor cara, como ya hicieran la jornada anterior en el Santiago Bernabéu antes de quedar con nueve jugadores. Tras una triangulación entre Hernández, Trashorras y Jozabed, el sevillano puso el balón al segundo palo y Lass, sin marca alguna, disparó de volea para que atrapara Oblak.

El Atlético de Madrid respondía con una ocasión muy clara, un centro de Carrasco al punto de penalti que se paseó por el área y al que casi llegó Saúl. Pero el partido fue un duelo a tuya y mía, y seguidamente Guerra sentó a Giménez dentro del área que vio sólo a Manucho, pero Oblak estuvo más rápido y acabó atrapando el pase.

Los de Jémez seguían poniendo contra las cuerdas a los colchoneros y cuando peor lo estaban pasando los rojiblancos, Yoel volvió a salvar los mueble de su equipo. Tras una falta botada por Koke, el uruguayo Godín cabeceó un balón que parecía ya dentro de la portería del meta gallego, que sacó una mano providencial. En pleno arreón final de los visitantes, el uruguayo mandó el balón al larguero tras otro remate de cabeza.

Cuando todo parecía que iba a terminar con reparto de puntos en Vallecas, Correa adelantó al Atlético tras una jugada de Thomas. El ghanés dio un gran pase de gol al argentino, que fusiló ante Yoel. Finalmente, cuando el cuando árbitro se disponía mostrar el tiempo añadido, Jackson Martínez realizó un medido pase al hueco que recibía Griezmann. El hombre gol del Atlético no se puso nervioso y definió con una gran vaselina para cerrar el año de su confirmación.