“Nunca he renunciado a mi vocación de ser entrenador”

César Arcones ha realizado su primera convocatoria con la selección sub 18

1

El entrenador segoviano, César Arcones, se ha tomado con normalidad el nombramiento como seleccionador español sub 18 de fútbol sala, “ya que el hecho de que yo dirija ahora a la sub 18 en esta concentración no viene fruto de un nombramiento oficial, ni ha habido negociaciones como en un club, sino que dentro del grupo de trabajo que tiene la Federación Española de Fútbol, y que está comandado por Venancio, se me comunicó que en esta convocatoria de la sub 18 iba a estar yo como máximo responsable, y al igual que he estado a disposición de la Federación para hacer otras cosas, ahora me encargaré de ésta compaginándola con el trabajo que venía desarrollando en otras categorías”.

De hecho, desde que hace tres temporadas el técnico entrara en el equipo técnico de la Federación, sus funciones han ido cambiando, “yo entré a trabajar para la Federación a las puertas del Europeo que se celebró en Hungría, y fui para grabar los partidos y los entrenamientos. Posteriormente Venancio me eligió para su cuerpo técnico junto a Antonio Bores y Fede Vidal, y realizamos trabajos específicos, ya que Bores es el preparador físico, Fede Vidal es el segundo entrenador en la absoluta, y el seleccionador sub 21 actualmente, yo entreno a los porteros… pero al final todos hacemos de todo. Somos un grupo de trabajo muy transparente, y todo lo que hacemos está supervisado por Venancio en una dinámica muy normal de trabajo en la que por encima de todo está el colectivo, que es lo primero que se les dice a los jugadores que vienen a la selección de cualquier categoría. Somos los primeros en dar ejemplo de ello”.

El trabajo no cesa en la selección española de fútbol sala, y César ofrece una muestra de ello, “no sabría decir a cuántos jugadores he visto en este tiempo en la selección. Sí puedo decir que cuando hay un campeonato con varias sedes, todos los componentes del cuadro técnico nos dividimos para acudir a cada una de ellas. Sin ir más lejos, en este último campeonato de España de selecciones, en el que ha habido cinco sedes, yo he estado en Badajoz, Antonio Bores en Bilbao, Fede Vidal en Ceuta, Venancio en Barcelona, y Arsenio Pascual en Canarias. Nos vimos todos los partidos, los recogimos en vídeo y volvimos a visionarlos, sacando los cortes y realizando informes de los jugadores, llamando a los entrenadores para ampliar la información… así nos movemos, en un trabajo duro, pero muy bonito a la vez”.

La confianza de Venancio en César Arcones es total, y por ello le ha dado al segoviano la oportunidad de dirigir a la selección sub 18 a pesar de que César lleva varias temporadas especializado en el trabajo con los guardametas, “y para mí resulta muy importante dirigir a la sub 18. Hace años tuve que decantarme por especializarme en un aspecto muy concreto como era el del trabajo con los porteros, que en ese momento no había mucha gente dedicada a ello, y era un trabajo prácticamente autodidacta. Me gustó mucho esa experiencia, pero nunca he renunciado a mi vocación, que es la de ser entrenador. Saqué el tercer nivel con ese objetivo. Sé que son varios años sin estar al frente de un banquillo, pero en esos años he trabajado y me he estado formando mucho, y considero que estoy preparado. Ya echaba de menos el poder planificar un trabajo con una plantilla, aunque sea una concentración como ésta, porque antes que nada me considero entrenador”.

Arcones ha tenido de dónde escoger para realizar la convocatoria de cara a la concentración que próximamente realizará la selección sub 18, en la que estará el portero del Caja Andrés Antolín, y es consciente de que nunca es fácil satisfacer a todos, “siempre se dice que a la selección no van los mejores, sino los más adecuados. Cuando das una convocatoria sabes que habrá opiniones para todos los gustos, pero detrás de esto hay mucho trabajo, y nada de amiguismos ni de colegueos. Seríamos tontos si hiciéramos algo así, porque tenemos una responsabilidad. Hacemos un exhaustivo seguimiento de los jugadores tanto a nivel regional en sus clubes y en campeonatos regionales y nacionales con sus selecciones. Tenemos muchísima información en la que apoyarnos a la hora de hacer una convocatoria. Son muchos jugadores los que hay, y a veces tenemos que abrir el abanico y ver qué tal se desenvuelven algunos jugadores fuera de sus clubes, en un modelo de trabajo como es el de la selección, que tiene una filosofía de juego y unos valores bien definidos”.

Hoy César Arcones piensa ya como seleccionador, y no le preocupa un ápice el futuro, “no pienso en lo que ha de venir. Venancio me ha encargado una labor como ha venido haciendo estos últimos años, y si en algún momento piensa darme otra cosa, ni me va a doler ni me va a molestar, sino todo lo contrario. Estoy muy agradecido a Venancio por la oportunidad que me dio en su momento, y sé que todo lo que haga irá en beneficio de la selección”. Resultados no le faltan para darle la razón.