El día de San Lorenzo, a la carrera

Iván Rego y Águeda Muñoz fueron los más rápidos en categoría absoluta masculina y femenina.

4

El refranero popular meteorológico contiene varias entradas que relacionan el día de San Lorenzo con las altas temperaturas y, un año más, no se equivocó. El barrio segoviano que debe su nombre al mártir reservó su día grande de las fiestas para la disputa de la primera carrera popular de San Lorenzo, heredera directa de la desaparecida Milla Urbana, y el calor hizo acto de presencia para ser uno de los factores más determinantes.

Organizada por la peña ‘La Cabaña del Molino’, la prueba reunió en torno a 120 participantes repartidos entre las diferentes categorías que tomaron parte de la jornada, siendo la más numerosa, como era de esperar, la absoluta con casi un centenar de corredores, siendo el resto chupetines y menores.

Iván Rego fue el más rápido en completar los aproximadamente 5.000 metros de los que constaba el circuito, con salida y llegada en la Plaza de San Lorenzo, y que recorrió algunas de las principales calles del barrio, así como la Alameda del Parral. Rego finalizó la carrera con un tiempo de 18:26, superando al segundo clasificado, Cristian García, tras un emocionante sprint en la misma línea de meta. El podio lo completó Adrián García, que no pudo mantener el ritmo de la cabeza de carrera.

En categoría femenina, la vencedora fue Águeda Muñoz, por delante de Sonia de la Calle, segunda clasificada, y María Soledad Aragunde —tercera—. Muñoz invirtió 20:24 minutos en completar un recorrido que, en palabras de los participantes, contó con algunas zonas duras —entre ellas la llegada—, mientras que otras eran más llevaderas, como la Alameda del Parral, gracias principalmente a las sombras.

Del mismo modo, otro de los aspectos destacados fue el hecho de que los competidores tuviesen que pasar dos veces por la plaza del barrio, lo que permitió a los vecinos congregados en la misma disfrutar más de la competición, y a los participantes recibir los ánimos de los asistentes.

La entrega de trofeos, que corrió a cargo de Blanca Valverde, Concejala de participación ciudadana, premió tanto a los tres primeros como al mejor peñista.

Éxito pese a los problemas

Los errores típicos de una primera edición, resumidos fundamentalmente en el retraso con las clasificaciones y posterior entrega de premios, no empañó el sentimiento de éxito imperante entre los miembros de la peña organizadora. “No esperábamos un número de participantes tan elevado para tratarse del primer año”, comentó un miembro de La Cabaña del Molino, para posteriormente destacar que “lo fundamental es que los participantes están terminando contentos”. En definitiva, una fiesta del atletismo dentro de la semana más importante del año para el barrio de San Lorenzo.