Vitolo honra al ‘cholismo’ en Butarque

El Atlético comparte liderato tras ganar por la mínima al Leganés (0-1) en un estadio maldito

1
´Vitolo celebra el gol del triunfo del Atlético. / EFE
Publicidad

El Atlético de Madrid acabó con la maldición de Butarque después de tres empates consecutivos y por fin derrotó al Leganés (0-1) con la medicina habitual del conjunto colchonero: un único gol de Vitolo en la segunda parte que permite a los rojiblancos mantener intacta su hoja de servicio en la segunda jornada de Liga.

El equipo de Simeone fue fiel a su estilo, con cinco defensas, sorprendiendo a su rival, pero empeñado en no conceder a su oponente. Le salió bien la jugada a un Atleti que se resguarda como nadie cuando tiene el botín a buen recaudo. Nadie tose a un equipo que ha comenzado el curso dando continuidad a su gran pretemporada.

El gol lo marcó Vitolo a 20 minutos del final, pero el pase fue de Joao Félix, uno de los mejores en el sur de Madrid. La joven estrella portuguesa es la luz de los suyos en los metros donde se oscurece el fútbol. El ex del Benfica asistió a su compañero, cuya ruptura en velocidad fue sensacional, y Vitolo ajustó con la zurda al fondo de las mallas.

El Lega no estuvo fino en defensa, sobre todo un Omeruo que no tuvo su mejor día. Aunque sería injusto no destacar el gran comienzo del Lega en la segunda mitad, cuando pudo haber hincado el diente a su vecino. Una falta de Jonathan Silva que acabó en el larguero fue el mejor argumento de los pupilos de Pellegrino. Eraso también lo intentó con un disparo dentro del área en lo que fue toda una batalla de ajedrez para los técnicos.

Todas esas acciones fueron provocadas por Martin Braithwaite, el mejor jugador de los pepineros. El avispado ariete danés lleva consigo el manual del ‘buen delantero’ en cada acción, pero la poblada defensa del Atleti impidió que cambiara su suerte y la de un voluntarioso Leganés que no pudo sacar tajada de su mejor momento. Las tornas habían cambiado hasta que Simeone decidió mover el dibujo y pasar a defensa de cuatro.

En la primera mitad fue otra historia bien distinta. Trippier se hartó de ganar el espacio a la espalda de Silva y Koke manejó a su gusto, pero tampoco con un excesivo peligro. Sólo Morata tuvo la opción en un mano a mano ante el debutante Juan Soriano. Sin embargo, cuando se alcanzó la hora de partido cambió de la noche al día.

Con la sustitución de Vitolo fue cuando el Atlético ganó presencia en el área contraria. Esa actitud la conduró diez minutos, hasta que llegó el gol. A partir de ahí no quiso, ni pudo cerrar el partido. Los pepineros, lejos de sus complejos durante el acto inicial, buscaron a Roque Mesa para salir con potencia, otro que se estrenaba, aunque solo el balón parado ‘asustó’ a su rival.

Morata desperdició el 0-2 en una buena acción individual y En-Nesyri se peleó -sin éxito- con toda la defensa rojiblanca en los instantes finales. Con más corazón que cabeza, el partido llegó a su fin tal y como le gusta a Simeone. Defendiendo, con Felipe dando relevo a Lemar, y apretando el puño con el pitido final. ‘Cholismo’ en estado puro. Este Atleti marcha.

LEGANÉS 0-1 ATLÉTICO DE MADRID

LEGANÉS: Soriano; Rosales, Omeruo (Arnáiz, min.77), Tarín (Bustinza, min.28), Siovas, Jonathan Silva; Roque Mesa, Rubén Pérez, Eraso (Avilés, min.77); Braithwaite y En Nesyri.

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak, Trippier, Savic, Giménez, Hermoso (Vitolo, min.60), Koke, Saúl, Thomas (Llorente, min.70), Lemar (Felipe, min.89), Joao Félix y Morata.

GOL

0-1, min.71, Vitolo.

ÁRBITRO: De Burgos Bengoetxea (Comité vasco). Amonestó con tarjeta amarilla a Eraso (min.23), Rosales (min.33), Jonathan Silva (min.74) y a En-Nesyri (min.90) en el Leganés y a Hermoso (min.52), Thomas (min.62), Llorente (min.80) y Vitolo (min.86) en el Atlético de Madrid.

ESTADIO: Municipal Butarque. 11.742 espectadores.