Un jugador del CD Segosala se dispone a disparar ante la presión de la defensa del CD Sierra de la Mujer Muerta. / KAMARERO
Publicidad

El torneo nacional de fútbol sala Antonio Ibañes de categoría alevín, que cumple su séptima edición, está siendo testigo de la proyección de algunos de los jugadores más prometedores de la Comunidad de Madrid, Castilla y León y de la provincia. Alrededor de un centenar de jóvenes deportistas, pertenecientes a nueve equipos, están disfrutando una vez que recibieron las vacaciones en el memorial organizado por el CD Segosala, a lo largo de este fin de semana en el pabellón Pedro Delgado. El CDE Limones -A y B-, el CD Intersala -A y B-, el Sporting Nava de la Asunción, el Sierra de la Mujer Muerta, el Segovia Futsal y los conjuntos anfitriones del Segosala -A y B- son las plantillas que están copando el protagonismo en esta campeonato.

Durante la jornada de ayer se jugó la fase de grupos, que concluirá esta mañana con dos partidos que darán inicio a las 9.30 horas. A las 11.00 comenzarán las semifinales y la final, que decidirá al ganador de esta nueva edición, tendrá lugar a partir de las 13.00. Entre los equipos que empezaron a despuntar y a destacarse estuvieron los dos del Intersala, el Nava y el A del Limones. Una vez que finalice el último encuentro de la competición, se procederá a la entrega de trofeos. Este torneo, además de fomentar los valores deportivos, tiene una cara solidaria al colaborar con la asociación ‘De Mil Colores, destinada a la integración y a la igualdad de oportunidades.