Publicidad

Cuando un evento cumple los 26 años de vida que cumple la Marcha Cicloturista Internacional Pedro Delgado, adquiere unos automatismos en la forma de hacer las cosas que las hace parecer sencillas. Pero un evento que congrega a 2.500 ciclistas a través de más de 160 kilómetros no es nada sencillo de realizar, y por ello hay que congratularse de que, un año más, la ‘Perico’ se ponga en marcha, y se presente donde lo hizo ayer, en el restaurante La Portada, cuyo salón se quedó casi pequeño ante la expectación creada por el evento, y por la presencia en la mesa presidencial, junto a la concejal de Deportes Marian Rueda y José Antonio López, imprescindible de la organización, de Pedro Delgado y de Dori Ruano.

Porque la edición de 2019 de la Marcha Cicloturista Internacional tendrá un marcado tinte reivindicativo. Pedro quiso reconocer en ediciones anteriores al ciclismo femenino, «pero el año pasado me convencieron para que homenajeara a mi equipo con el treinta aniversario de mi victoria en el Tour, y reconozco que poder contar con la presencia de mis compañeros, entre los que se encontraba Jesús Rodríguez Magro (fallecido pocos meses después) fue de muy grato recuerdo».

UNA TRIUNFADORA

Debido a esa efeméride, el homenaje al ciclismo femenino se postergó hasta 2019, cuando Pedro Delgado acabó saliéndose con la suya, y en la figura de una de las grandes campeonas españolas de ciclismo como es Dori Ruano, realizar un homenaje al deporte femenino, «que está siendo un bombazo. Buena parte de los mayores éxitos del deporte español están viniendo de la mano de las mujeres».

Perico pasó a describir la figura de Dori Ruano, «que es una triunfadora del ciclismo, pero también una mujer que reivindica la igualdad desde la energía, la sonrisa y sin poner en aprietos a nadie, sino señalando que el deporte femenino tiene su sitio».

La campeona salmantina fue una de las primeras en reivindicar la igualdad en el ciclismo

La campeona salmantina destacó que, cuando ella se inició en el ciclismo, «yo quería ser Perico, porque no teníamos referentes femeninos», y posteriormente quiso emular a Indurain «porque también me gustaba la contrarreloj». Con un envidiable palmarés deportivo, Dori Ruano destaca también por haber sido una de las primeras en luchar por la igualdad entre hombres y mujeres en el ciclismo, un deporte en el que la charra considera que «no existe el machismo entre compañeros, pero sí a nivel institucional y federativo».

LA ALTERNATIVA

Ruano, que desde hace algunos años es una habitual en la ‘Perico’, también estará presente en la línea de salida de una Marcha que no toca lo que funciona, pero sí presenta la atractiva novedad de ofrecer una alternativa al exigente recorrido de 163 kilómetros, pudiendo los cicloturistas que así lo deseen, acortar en casi 55 kilómetros la prueba, circulando desde Rascafría hasta Lozoya por la M-604, para retomar allí el recorrido tradicional.