Los jugadores del Segovia Futsal saludan a la afición en un partido de la última temporada. / KAMARERO
Publicidad

Los jugadores que militaron la última temporada en el Segovia Futsal cobrarán sus deudas a través del Fondo de Garantía de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS), que se forma con la aportación de los clubes de Primera y Segunda División. La Comisión Mixta reconoció los impagos presentados por la Asociación de Jugadores de Fútbol Sala (AJFS), estableciendo en 36.550 euros la cantidad total adeudada. Tras más de seis meses sin que los once deportistas percibieran sus respectivos salarios, recibirán lo que el club les dejó a deber en el plazo de 30 días, tal y como estima el convenio colectivo.

La comisión mixta reconoció las deudas de los salarios de enero a mayo de los jugadores Álex Fuentes, Álvaro Barrera ‘Buitre’, Álvaro López, Antonio Diz, José Fernández ‘Raya’ y Thiago Soares con licencia federativa provisional.Una parte de la deuda va con cargo al Fondo de Garantía (los contratos federativos y los llamados ‘’compensación de gastos’) y otra parte de imputan al club (los derivados de comidas, cenas, deudas de temporadas anteriores…). Del resto de cuestiones no hubo acuerdo entre la AJFS y la LNFS y se trasladó para que fuese la Real Federación Española de Fútbol la que resolviera como así establece el convenio colectivo vigente:

1. La LNFS no dio traslado al Segovia Futsal la reclamación de las deudas, incumpliendo el Art.3 por el que debe comunicar en menos de 48 horas dicha reclamación al club afectado. Tuvo que ser la AJFS la que se comunicara con el club vía mail. El presidente del club reconoció las deudas a sus jugadores.

2. Los jugadores Alberto Sanz, Eduardo Cubero ‘Edu’, Iago Rodríguez y Manuel Jesús Blázquez ‘Chus’ presentaron contratos de compensación de gastos que con el precedente de los compañeros del Puertollano FS del año pasado, se consideran verdaderas retribuciones salariales. Por lo tanto, los jugadores cobrarán lo que se les debe del Fondo de Garantía Salarial.

3. El jugador Álvaro López tenía un contrato inferior al salario mínimo interprofesional y un contrato privado superior a éste. Por convenio colectivo en su Art.18 se le garantiza mensualmente como mínimo el SMI por lo que el jugador cobrará del Fondo de Garantía Salarial lo correspondiente al SMI.

Las deudas correspondientes a la temporada pasada 2017/18 y las correspondientes a comidas y cenas se reconocen y las lucharán en el juzgado por parte de la AJFS. Todas están reconocidas como deudas de los jugadores. Como consideración adicional la RFEF procederá a la suspensión de los derechos federativos del Club Segovia Futsal con efecto inmediato al reconocer la existencia de contratos privados no depositados en la LNFS ni en la RFEF.