Carlos Fonseca durante un entrenamiento de pretemporada con La Granja. / KAMARERO
Publicidad

Con el sufrimiento de la pasada temporada ya olvidado y con un nuevo proyecto deportivo, el CD La Granja debuta mañana a las 18.30 horas en el campo de El Hospital frente al Tordesillas en la será su segunda campaña consecutiva en Tercera División tras conseguir el ascenso en la 2017/2018. Carlos Fonseca fue el entrenador elegido por la directiva para dirigir a la nave azulona en un año con muchos cambios y muchas caras nuevas. El técnico repasa, horas antes del debut, la actualidad del conjunto granjeño empezando por el partido de este domingo.

«El partido de mañana no va ser lo que esperábamos. Afrontamos el encuentro con un poco de incertidumbre porque no han llegado muchos transfer y esto nos va a impedir contar con algunos jugadores. Además, tampoco conocemos al Tordesillas porque no hemos visto aún ningún partido suyo. Es un encuentro al que vamos a ciegas y con mucha incertidumbre. Intentaremos defendernos, cerrarnos en nuestro campo y a dejarnos todo sobre el campo», explica el técnico de La Granja.

El nivel de la plantilla

En el primer día de entrenamiento de esta pretemporada Fonseca tuvo a su disposición a más de 40 jugadores de los cuales ha tenido que ir descartando hasta conformar los 22 que figuran en la lista final. Esto fue un inconveniente durante las primeras semanas, como ya explicó el técnico, pero le ha servido para formar un plantilla a su gusto. «El nivel de la plantilla es bueno. En los partidos que hemos disputado en pretemporada contra equipos difíciles como la Arandina o el Atlético de Madrid nos hemos defendido. Tampoco tenemos jugadores de calidad profesional pero somos un buen grupo y tenemos un buen once que se completa hasta catorce con jugadores de buen nivel. A partir de ahí ya baja el nivel pero intentaremos pelear», asegura.

Un proyecto con muchas caras nuevas

Si en las últimas temporadas lo normal en el club es que el equipo tuviera entre 12 y 15 jugadores segovianos o de la casa, esta campaña será muy atípica. Respecto a la plantilla del año pasado sólo quedan Lorenzo, Pluma, Kike, Berrocal, Gabi, Velasco y Lázaro. La dirección del club ha querido traer futbolistas de fuera y apostar por un proyecto diferente.
«Nosotros no hemos echado a nadie. Los chicos se han ido yendo por problemas laborales o porque veían que había mucha competencia pero nosotros desde el principio contábamos con los catorce del año pasado y al final se han quedado siete que esperemos que sean los líderes del equipo y nos ayuden a conseguir los objetivos», explica Carlos.

Fichajes de calidad

Dos de los jugadores que más destacables que han llegado al equipo son ‘Vitolo’ y Jonathan. El primero es un mediocentro muy habilidoso, bajito, con gran calidad técnica y buen toque de balón. «Vitolo empezó con nosotros y luego tuvo una oferta de un club de Madrid pero finalmente se queda y es uno de los jugadores con los que cuento para mañana. Su aportación va a ser muy importante», comenta el técnico.

Sin embargo, el segundo, es todo lo contrario. Más de 1.80 de altura, corpulento y con un disparo muy potente. » Jonathan va a ser un jugador muy importante para el equipo. Tener un jugador que ofrece salida de balón, que sabe aguantar la pelota de espaldas a la portería, que te la puede guardar, jugar de cara y además tiene gol, para mí es un jugador muy importante», asegura el míster que tiene depositadas en el muchas esperanzas.

Una idea clara de fútbol

«Hemos entrenado varios sistemas de juego porque al ser un equipo pequeño que nos enfrentamos contra equipos más grandes a los que no conocemos, hemos querido practicar varias formas de jugar para tener diferentes recursos durante el transcurso de un partido y de la temporada. Nos adaptaremos en cada momento a lo que más nos convenga pero a mí me gusta que mi equipo tenga una riqueza táctica y que durante un partido podamos usar diferentes sistemas: defensa de tres, de cuatro de cinco. Al principio vamos a jugar con defensa de cuatro pero tenemos recursos para adaptarnos a todo», explica.

En cuanto a su objetivo personal para esta campaña, Fonseca, tiene claro que la permanencia es lo más importante y se muestra agradecido al club por la oportunidad que le han brindado. «Para mí este año es muy ilusionante porque es una oportunidad muy grande. El paso a Tercera División es un salto grande y el año pasado que estaba entrenando a un Cadete, nunca pensé que me llegaría esta oportunidad. El objetivo del club para esta campaña sigue siendo la permanencia, pero mi objetivo es conseguir la permanencia con 45 puntos lo antes posibles porque lo del año pasado fue algo histórico y muy difícil de repetir».