Carla Suárez gana a Radwanska y se medirá en cuartos a Venus Williams

Garbiñe Muguruza cae ante Sara Errani y se despide en tercera ronda.

0

La española Carla Suárez, número 12 del mundo, alcanzó por primera vez los cuartos de final del torneo de Miami (Estados Unidos), de categoría Premier para la WTA, después de remontar y derrotar en su duelo de octavos a la polaca Agnieszka Radwanska, octava raqueta mundial (5-7, 6-0, 6-4).

Sin embargo, la canaria se vio obligada a dar la vuelta al encuentro tras ceder en el primer set, en el que consiguió dos ‘breaks’ pero sufrió la rotura de tres de sus saques por parte de su rival, ante la que había caído en sus dos enfrentamientos anteriores.

Suárez se repuso y selló una segunda manga perfecta, en la firmó un rosco que dio inicio a una serie de ocho juegos ganados de manera consecutiva. Con tres quiebres a favor en el último parcial, la de Las Palmas cerró el partido en dos horas y cinco minutos y avanzó por primera vez en su carrera a cuartos de Miami.

Así, la canaria se enfrentará en la siguiente ronda a la estadounidense Venus Williams, que dio la sorpresa al eliminar a la cuarta cabeza de serie del torneo, la danesa Caroline Wozniacki, en dos sets

(6-3, 7-6[1]).

En cambio, Garbiñe Muguruza no pudo (4-6, 6-4, 6-1) con la italiana Sara Errani con lo que quedó apeada del torneo estadounidense a pesar de llevarse el primer parcial del duelo de tercera ronda.

Muguruza comenzó con un buen tenis, llevándose el primer set con dos ‘breaks’ decisivos en el tramo final. Sin embargo, a partir del segundo set los errores de la hispano-venezolana se dispararon. La italiana entró de lleno en el partido y sacó a su rival del mismo.

Y es que en el segundo set, la decimonovena raqueta del tenis mundial femenino comenzó insegura con su saque. La italiana dejó escapar una primera opción de ‘break’, pero en el segundo saque de la española tomó ventaja. Sin dar opción con su servicio, Errani empató la contienda.

Muguruza terminó por hincar la rodilla en un tercer parcial en el que no encontró reacción en sus golpes ni en sus piernas. La tenista nacida en Caracas, que llegaba de dos victorias seguidas ante la italiana la última a comienzos de año en Sídney, se desvaneció ante una Errani que se llevó con contundencia su pase a octavos de final.