Un donante aguarda en la camilla a que la sanitaria le coloque la vía para comenzar con la donación en la unidad móvil del Chemcyl. / Kamarero
Publicidad

El Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León continúa con su arduo trabajo veraniego tratando de llegar al máximo de población posible, en unos meses estivales en los que las unidades de sangre son mucho más necesarias por los desplazamientos, los festejos o la concentración de gente en grandes eventos. Su situación dicta que necesitan 450 unidades de sangre al día en toda la Comunidad, un número elevado que requiere mucho trabajo.

En Segovia, la Hermandad de Donantes de sangre, presidida por Mariano de Frutos Hernando, puede presumir de grandes cifras. La Organización Mundial de la Salud sitúa las 40 donaciones por 1.000 habitantes en el número adecuado para las ciudades y Segovia se encuentra en 42,5 donaciones por cada 1.000 habitantes en este 2019, lo que supone, en palabras del presidente, “un excelente dato”.

Las donaciones son complejas. A la situación del verano, con menos gente en la ciudad y centros cerrados, hay que sumarle el control que se realiza. “La gente acude a donar, pero no todos pueden. En el lugar de donación son los miembros del equipo técnico los que deben aplicar la normativa para que la transfusión tenga una garantía del 100%. No hemos tenido casos de contagio por transfusión”, señala el presidente.

Mariano de Frutos explica lo complicado que es llegar a buenas cifras en los meses veraniegos, debido a que centros escolares donde habitualmente hay puntos de donación –María Moliner, María Zambrano, campus de la UVa, Giner de los Ríos, Centro de Formación Profesional Felipe VI y Ezequiel González– están cerrados por las vacaciones. “Durante el curso se hacen colectas con muy buenos resultados, pero al estar cerrados tenemos que programar otras colectas en el verano”, indica.

Datos

El número de donaciones registrado en lo que va de año, hasta junio, señala un gran curso donante en Segovia y su provincia. Son ya 3.402 unidades donadas en el primer semestre, lo que significa un 7,52% más que en los seis primeros meses del 2018, cuando se contabilizaron 3.164 donaciones de sangre. Un total de 238 unidades más que indican una gran mejoría respecto al año anterior, sobre todo en los dos primeros meses. En enero se registraron 629 donaciones, por las 511 de enero de 2018 (23,09% más) y en febrero se contabilizaron 555 donaciones, por las 496 de febrero de 2018 (11,90% más).

En el mes de julio, la Hermandad de Donantes de sangre de Segovia organizó cuatro grandes colectas con su unidad móvil. El 3 de julio, en Cuéllar, 70 personas asistieron y 61 de ellas pudieron donar. El 24 y 25, en la Avenida del Acueducto de la capital, 149 personas asistieron, de las que 124 pudieron donar. El 27, en el Centro Comercial Luz de Castilla, 45 personas acudieron a la unidad móvil y 41 de ellas pudieron donar. Por último, en una doble jornada en las instalaciones del Open de Tenis Villa de El Espinar, los días 31 y 1 de agosto, 122 se acercaron y 100 de ellas pudieron donar sangre.

En total, 236 donaciones durante el mes de julio –y primero de agosto– en la unidad móvil del Centro de Hemoterapia y Hemodonación en Segovia, que sumados a las donaciones recogidas en los puntos fijos continuará con la buena dinámica registrada este año.
Asimismo, el objetivo, como señala Mariano de Frutos, siguen siendo “las 7.000 donaciones anuales. El año pasado llegaron hasta 6.448, una cifra algo por debajo de lo esperado. Si la proyección de este año, del 7,52% más, continúa en los seis últimos meses, se llegaría a unas 6.932 donaciones, mucho más cerca del objetivo inicial que se marcó la Hermandad de Donantes de sangre de Segovia.

Sin embargo, es un objetivo complicado, así lo reconoce el propio presidente. “Es muy difícil, la población de Segovia está cada vez más envejecida, y las donaciones son para mayores de 18 años y menores de 65”, relata. En la actualidad, según el servicio de hematología de Segovia y el Chemcyl, Segovia ha perdido 9.715 habitantes en los últimos diez años, y su índice de donaciones por mil habitantes ha ido disminuyendo desde 2012, cuando estaba en 44,04 donaciones, hasta el actual 42,5 registrado este año, aún por encima de los baremos mínimos que indica la OMS.

El envejecimiento de la población se hace patente en materia de donaciones en la caída de nuevos donantes en los últimos años. Si en 2011, 1.023 personas donaron por primera vez en Segovia, en el 2017 solo lo hicieron 673. Idéntico resultado se observa en las donaciones totales. En el mismo 2011 se registró la máxima de los últimos diez años con 7.315 donaciones. En el 2012 (7.209), y 2013 (7.096) el objetivo de los 7.000 también se superó. Pero esta fue la última vez que se logró llegar hasta esta cifra. Con el repunte experimentado este año, la meta parece más cerca.

Dónde donar

En esta segunda quincena de agosto, la Hermandad de Donantes de sangre de Segovia vuelve organizaron donaciones para reunir donaciones para el Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León. El jueves 22, la unidad móvil se desplazará a Cantalejo; el viernes 23, se podrá donar en el centro de salud Segovia III del barrio de San Lorenzo; el martes 27, el centro de salud Segovia II del barrio de La Albuera albergará una tarde de donaciones; el miércoles 28, se donará en el consultorio médico de Cabezuela; y el jueves 29, el consult5orio médico de Valverde del Majano hará lo propio.

Asimismo, los puntos fijos de donación seguirán presentes. En el Hospital General de Segovia, los lunes y martes por la mañana y en el centro de salud de Santo Tomás, los viernes por la mañana. Por último, como es costumbre, el último sábado del mes, el día 24, la unidad móvil se situará toda la mañana en la Avenida del Acueducto de la capital, donde las donaciones son “inmensamente mayores”.