Decenas de personas llenan las terrazas de la Plaza Mayor de Segovia. / Kamarero
Publicidad

Que la hostelería y el turismo son los dos principales motores económicos de la ciudad es una realidad que, para bien o para mal, a estas alturas poca gente discute. En los meses de verano, igual que ocurre durante todo el año en las temporadas donde el tiempo acompaña, miles de turistas visitan la capital para disfrutar de su riqueza cultural, patrimonial y gastronómica. Una oportunidad económica para la que el frío juega en contra en los meses de invierno, al menos en el apartado hostelero.

Las terrazas de los bares y restaurantes de Segovia, y su aprovechamiento durante todo el año, se han convertido en uno de los principales caballos de batalla de los hosteleros con el equipo de Gobierno municipal. Los empresarios reclaman que la nueva ‘Ordenanza de Ocupación de vía pública con terrazas’, contemple que estas puedan aislarse o cerrarse completamente para, entre otras cosas, combatir las bajas temperaturas durante los meses de invierno y que los clientes puedan seguir disfrutando del servicio en el exterior de los locales.

“Hay turismo todo el año, y por eso mi lucha con que las terrazas puedan estar instaladas de manera permanente y puedan ser cerradas para los inviernos que son más duros o los meses más fríos. La gente viene en puentes y fechas señaladas y cada vez se juntan más en los restaurantes y viven más la calle durante todo el año”, explica el presidente de la Agrupación Industrial de Hosteleros Segovianos (AIHS), Roberto Moreno.

El empresario está a la espera de retomar conversaciones con el Ayuntamiento para abordar esta cuestión. “Queremos que nos escuchen y que la nueva Ordenanza que se saque cuando el concejal o la concejala que vaya a encargarse del tema, que no sabemos quién va a ser, se abra a la posibilidad de aislar las terrazas. Somos de las pocas capitales que no lo permiten y no se adelanta nada con una estufa abierta al aire libre sin cortavientos. Queremos que la normativa salga adelante de manera consensuada, también con nuestra participación, y que pueda estar en vigor muchos años y no que cambie cada vez que haya un nuevo color político en el Ayuntamiento”, asegura.

Verano positivo

Roberto Moreno se muestra satisfecho con la marcha de los meses de verano para el sector: “En general va bastante bien. Sí es cierto que el mes de julio fue algo más flojo que otros años, también porque hubo menos turismo en la capital; pero el mes de agosto ha empezado extraordinario. Estamos todos muy contentos e incluso este puente ha sido bastante bueno en los restaurantes y los hoteles de Segovia”.