Imagen de una misa en la Catedral segoviana. / Kamarero
Publicidad

Hoy, jueves 15 de agosto, se celebra en la Catedral de Segovia el aniversario del traslado del Santísimo y primera eucaristía. Este acontecimiento, que tuvo lugar en el 1558 y que coincide con la solemnidad de la Asunción de la Virgen María, se recordará con las misas de las 11.00 horas y 12.30 horas en la Capilla Mayor.

Durante esta jornada festiva la Catedral se abrirá al turismo de 13.30 horas hasta las 21.30 horas. Las visitas guiadas a la torre seguirán el horario previsto a las 10.30, 12.00, 13.30, 16.30, 18.00 y 19.30 horas, al igual que la visita guiada ‘En verano conoce tu Catedral’, que se organiza de lunes a viernes a las 19.00 horas durante el mes de agosto.

Historia

El 15 de agosto de 1558 Segovia celebraba el traslado del Santísimo y la primera eucaristía en el nuevo y anhelado templo. Antes de llegar hasta este importante acontecimiento hay que retroceder 33 años hasta el 1525 con la colocación, un 8 de junio, de la primera piedra en la Portada del Perdón, a los pies de la Catedral.

La construcción del nuevo templo catedralicio se enmarcó en el largo debate que había surgido décadas atrás sobre la necesidad de trasladar la antigua catedral de Santa María y alejarla del Alcázar de Segovia, entre otros motivos, debido al debilitamiento defensivo que suponía tener frente al castillo el templo, además de que los oficios divinos se veían alterados frecuentemente.

Santa Clara, denominado la Nueva, era un antiguo convento que estaba situado donde hoy se levanta la cabecera del la Catedral.

La idea de levantar una nueva catedral alejada del Alcázar se aceleró nueve años después con el estallido en 1520 de la Guerra de las Comunidades, que terminó con la victoria del Carlos I en 1522. En Segovia, los comuneros se atrincheraron en la antigua catedral de Santa María y en su robusto campanario desde donde atacaban el Alcázar que era defendido por los realistas. Tras la batalla y derrota de los comuneros, el templo sufrió daños que podrían haber sido restaurados, pero todos deseaban su asentamiento en otro lugar, aunque el Cabildo sí había expresado la posibilidad de recuperar el templo.

Finalmente, la decisión se oficializó el 18 de agosto del 1523 cuando Francisco de los Cobos, secretario de Carlos I, escribía al obispo de Segovia, Diego de Ribera, y al Ayuntamiento: “avemos acordado que la iglesia Cathedral desa obispalia se mude del lugar donde agora está a otra parte de la dicha çibdad”.