Los vehículos circulan junto a la maquinaria de obra en el paseo de Ezequiel González. / Nerea Llorente
Publicidad

El paseo de Ezequiel González ha abierto el mes de agosto con tráfico denso e importantes retenciones. La coincidencia del inicio de la operación salida de las vacaciones de verano –una de las más relevantes de todo el año–, junto con el accidente que se registró en uno de los accesos a la SG-20 –desde la A-601–, en el que un camión de cerdos volcó tras intentar tomar una curva cerrada con exceso de velocidad complicó la circulación durante buena parte de la mañana.

Y es que, pese a que el tráfico hacia la circunvalación se redirigió desde una rotonda cercana al lugar del siniestro, varios conductores optaron por entrar a la ciudad a través del concurrido paseo.

La arteria, en obras desde el mes de marzo, estrenó ayer la reordenación de su tráfico por el carril derecho, al tiempo que se ultiman los trabajos para la finalización del proyecto a la espera de que la Junta de Castilla y León proceda al asfaltado de los carriles.