El MARM da luz verde al proyecto de ampliación de la autopista AP-6

0

El Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino (MARM) ha resuelto la evaluación de impacto ambiental del proyecto de ampliación de la autopista AP-6 entre San Rafael y Villacastín. De acuerdo con el análisis y las consultas realizadas, el Ministerio ha formulado la evaluación de impacto ambiental del proyecto, que afecta al tramo comprendido entre los puntos kilométricos 60,5 y el 81,0, en el Cristo del Caloco. El informe concluye que, siempre y cuando se cumplan las condiciones fijadas en esta resolución, quedará adecuadamente protegido el medio ambiente y los recursos naturales.

El proyecto consiste en la modificación de un corto tramo de la autopista de unos 2,2 kilómetros de longitud. El objeto principal es ampliar los radios circulares en planta del trazado, cuyo radio mínimo es actualmente de 520 metros a 700 metros. Para conseguirlo el trazado se desplaza, en relación con el existente, un máximo de unos 50 metros.

La subdelegada del Gobierno en Segovia, María Teresa Rodrigo, explicó que las obras forman parte de los proyectos de ampliación de un tercer carril de la autopista AP-6, entre San Rafael con el límite de El Espinar y el límite de El Espinar con Villacastín. En el proyecto de construcción se incluían parámetros geométricos para lograr una velocidad de 120 kilómetros por hora, con la salvedad del tramo del puerto del Caloco, donde se optó por mantener el trazado con la limitación de 100 kilómetros por hora.

Posteriormente, y por razones de seguridad vial, ya que esta zona concentra un 29,41 por ciento de los accidentes de todo el tramo objeto de ampliación, se ha considerado conveniente actuar sobre esta parte.

Entre los datos que aportó la subdelegada se encuentra que “la excavación del desmonte será de 170.196 metros cúbicos y el volumen del terraplén de 106.806 metros cúbicos; y será necesario ampliar cinco obras de drenaje y el paso inferior del kilómetro 68,500, por ambas márgenes”.

Según indica en el documento ambiental, no será necesaria la creación de vertederos: las tierras procedentes de la excavación se reutilizarán como relleno en la propia traza; el material sobrante se utilizará en la restauración del área de servicio de Villacastín. Tampoco se abrirán nuevas zonas de préstamos. La afección sobre los espacios protegidos se considera mínima, dado que la actuación se ubica fuera de los límites de éstos, aunque se realizará una prospección previa de la zona.