José Luis Aceves, secretario general de PSOE en la provincia de Segovia. / E. A.
Publicidad

El PSOE de Segovia ha alertado de las consecuencias negativas que según su análisis puede tener para la provincia de Segovia el anuncio de rebaja importante de impuestos en la vecina Comunidad de Madrid.
Después de que la nueva presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, haya realizado ese anuncio esta misma semana durante su toma de posesión, el secretario provincial de los socialistas, José Luis Aceves, propone un frente común al resto de formaciones políticas y representantes del diálogo social, para defender los intereses económicos y sociales provinciales.

En este sentido, exige al presidente de la Diputación y a los parlamentarios nacionales y autonómicos del PP y Ciudadanos que manifiesten si les parece bien que pueda haber empresas que cambien su domicilio fiscal o se asienten en la Comunidad de Madrid por ese gesto de “insolidaridad interterritorial” que ahora anuncian, con consecuencias para la economía, el empleo, el reto demográfico y la merma de ingresos que debilitarán los servicios públicos esenciales de Segovia, según Aceves.

“Estas nuevas ‘vacaciones’ fiscales pueden convertirse en un problema económico muy importante para los intereses segovianos, por lo que quien defienda el interés general debe actuar”, apunta en una nota de prensa el también diputado nacional.

Señala, además, que estos cambios anunciados se producen en un momento en el que la situación de la sanidad y la educación de la comunidad de Castilla y León, y también de la provincia de Segovia, “demuestran que se necesitan inversiones, una nueva organización, ampliar servicios para parar la despoblación, atender mejor a los profesionales, cubrir las vacantes y vacaciones de forma adecuada, es decir el mejor argumento para prometer bajadas importantes de impuestos que sacudirán de forma clara a quien más necesita de los servicios públicos y que beneficiará a quien más recursos tiene”.

Aceves califica de impresentable que el PP anuncie a la vez rebajas fiscales en las Comunidades Autónomas que preside, exija una nueva financiación autonómica y después prometa mejoras en el estado del bienestar: sanidad, educación, dependencia y servicios sociales.

“La coartada permanente de la derecha en la bajada de impuestos siempre ha supuesto pérdida de calidad en la prestación de servicios públicos para la inmensa mayoría de los españoles y mayor desigualdad. Se están frotando las manos, los de siempre, los más privilegiados que no necesitan el estado de bienestar o lo quieren utilizar para forrarse”, señala.

El dirigente socialista explica que lo que el país necesita es una fiscalidad justa, progresiva y proporcional, que paguen más los que más tienen para ayudar a los más desfavorecidos. “Es la esencia del estado del bienestar que ahora la derecha quiere dinamitar con su propuesta para aplicar después la privatización y finalmente el desmantelamiento del sistema público”, concluye.