Los concejales Pablo Pérez y José Luis Huertas, durante la rueda de prensa. / El Adelantado
Publicidad

El grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Segovia convocó ayer una rueda de prensa en su sede para abordar temas de actualidad para la ciudad y reclamar al equipo de Gobierno de Clara Luquero la redacción del nuevo contrato del servicio de la Ordenanza Reguladora de Aparcamiento (ORA), uno de los más grandes del Consistorio.

Los populares recuerdan que el pliego vigente se redactó y rubricó en 1994 y finalizó como tal en el año 2004. Desde entonces, el Ayuntamiento ha venido haciendo reequilibrios del contrato hasta llegar a un coste de 1,6 millones de euros por el servicio. “Este coste del servicio no se asemeja a la realidad, esta alejado, porque es un coste que se calcula a través de una fórmula matemática que lo que hace es estandarizar la cuantía sin tener en cuenta ni ajustarse al número de plazas, al número de empleados, y a las particularidades del servicio en sí”, ha explicado el portavoz del grupo popular, Pablo Pérez.

La reclamación del PP va en consonancia con lo redactado por el técnico municipal responsable de la inspección de servicios en un informe en el que afirma que “resulta aconsejable que se proceda con la mayor brevedad posible a realizar un estudio de viabilidad de ese contrato ajustándolo a las actuales dimensiones, necesidades y características del servicio”. Una aseveración que da a entender a los populares que lo que se está pagando ahora por el servicio está muy alejado actualmente de la realidad.

El técnico indica, además, que va a ser imposible que el Ayuntamiento cumpla con el compromiso que adquirió en Junta de Gobierno en septiembre de 2018 para la redacción del nuevo pliego del servicio en un plazo de 18 meses. “La desorganización del Gobierno de Luquero nos esté costando muy cara a los segovianos. No solo es que no se renueven los contratos; sino que, cuando se hace, se hace mal y lo estamos viendo con el servicio de autobuses”, ha criticado Pérez.

Contrato de urbanos

El portavoz popular ha vaticinado que las quejas por el nuevo servicio de autobuses urbanos se reactivarán a partir de septiembre: “Cuando se recupere la afluencia en el servicio, los niños vuelvan al colegio y los padres al trabajo se volverá a poner de manifiesto el problema que están generando las nuevas rutas, horarios y frecuencias”, ha dicho.

Pérez ha señalado, además, que no tiene constancia de que el Ayuntamiento esté estudiando modificar y corregir las posibles disfunciones del servicio de autobús; un servicio que, recuerda, “se ha hecho sin consultar ni a los usuarios ni a los conductores”.