La alcaldesa Clara Luquero. / Kamarero
Publicidad

La alcaldesa niega “división” en el seno del equipo de Gobierno por las críticas de IU a la presencia institucional de la propia regidora y otros concejales en el acto del voto a San Roque que se celebró el pasado viernes, como cada 16 de agosto, en la iglesia de San Millán. Clara Luquero considera que “se trata de dos formaciones políticas diferentes y habrá divergencias, planteamientos diferentes en algunos aspectos y hay que asumirlo como algo natural”.

No es la primera vez que Izquierda Unida critica la presencia institucional en un acto religioso porque defiende el Estado laico y que las instituciones democráticas no tomen partido en los asuntos religiosos de la ciudadanía, “por muchos años de tradición que haya detrás de un acto”.

No está de acuerdo la alcaldesa, que ayer mismo reiteró que desde el Grupo Socialista “hemos optado por respetar la tradición porque hace más de 400 años que los regidores y los alcaldes de la ciudad han cumplido este voto a San Roque, que además está normado en el Reglamento de Honores y Distinciones del Ayuntamiento.

No parece dispuesta a admitir una posible modificación del citado reglamento para cambiar este tipo de cuestiones aunque conoce la posición de los dos concejales de IU en su equipo de Gobierno, ya que insiste en que “pesa más, desde mi punto de vista, la propia tradición que tiene más de 400 años de existencia”.

En cualquier caso, mantiene que “aunque seamos socios y formemos parte de un mismo equipo de Gobierno, somos de dos formaciones políticas que pueden discrepar en varios aspectos, esto puede suceder”.

Identidad de la ciudad

El Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento también ha intervenido en esta polémica y el pasado sábado abogaba por “respetar el reglamento así como las tradiciones de la ciudad porque, y eso no tenemos que olvidarlo, somos representantes de todos los segovianos… y estas costumbres configuran y forman parte de la identidad de la ciudad”.