Publicidad

Los disturbios callejeros registrados en diversas ciudades españolas durante los últimos días llegaron la noche de este pasado domingo a León y su alfoz, con altercados protagonizados por un centenar de personas, en su mayoría jóvenes, que se saldaron con un detenido y dieciséis personas identificadas.

La Policía Nacional detuvo anoche a un joven y la Policía Local identificó a dieciséis personas, todos ellos por haber participado supuestamente en los disturbios callejeros como protesta por las medidas restrictivas contra la pandemia. Según ha informado la Subdelegación del Gobierno, el detenido continua en dependencias policiales a la espera de pasar a disposición judicial este lunes, mientras siguen las investigaciones para la localización de más implicados en los altercados.

Las edades de los identificados oscilan entre los 18 y los 64 años, aunque son jóvenes en su gran mayoría, y los daños causados han afectado a vallas de obra, contenedores, vehículos, mobiliario urbano y también terrazas de hostelería.

Fueron quemados contenedores y otros sirvieron, junto a mobiliario de obra, para obstaculizar vías públicas en detrimento de la seguridad vial, han informado fuentes municipales.

En el vecino municipio de San Andrés del Rabanedo también se registraron anoche una serie de actos vandálicos que obligaron a la intervención de la Policía Local y Nacional, así como de los bomberos de León y la Agrupación de Protección Civil del municipio.

Varias llamadas alertaron de la quema de contenedores en Trobajo del Camino y pasada la medianoche los efectivos policiales retiraron varios colchones que habían sido depositados en la Carretera de Alfageme, que permaneció cortada de manera temporal.

Los agentes no pudieron identificar a los responsables de estos actos, pero las actuaciones serán perseguidas, por lo que han realizado un llamamiento a los vecinos de las zonas afectadas por si alguien tuviese información al respecto como alguna fotografía o vídeo que pueda ayudar a localizar a los responsables.

El alcalde de León, José Antonio Diez (PSOE), a través de un comunicado ha rechazado lo que ha calificado como “graves incidentes que han ocasionado daños económicos en bienes privados y públicos”. “Nada, absolutamente nada, justifica estos incidentes. Mi más enérgica condena y rechazo total a esta violencia“, ha agregado el regidor.

Por su parte, la alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, la también socialista Camino Cabañas, ha mostrado su rotundo rechazo tanto a estos hechos como a los acontecidos en la ciudad de León, con la que ha mostrado su solidaridad y su condena pública a la que se ha sumado el conjunto de la corporación municipal, que ya ha acordado aprobar una declaración institucional de rechazo. “La crispación de unos pocos inconscientes genera preocupación entre la ciudadanía y gastos para las arcas municipales. La única forma de contener el virus es cumpliendo con las normas y siendo responsables“, ha dicho a través de sus redes sociales la regidora.