Vettel resiste el empuje de Alonso

    El alemán se adjudica la victoria en un accidentado Gran Premio de Mónaco por delante del piloto español de Ferrari y el británico Jenson Button (McLaren).

    0

    El alemán Sebastian Vettel (Red Bull) se impuso ayer en el Gran Premio de Mónaco, sexta prueba del Mundial, en la que el español Fernando Alonso (Ferrari) terminó en una sensacional segunda posición, con la buena noticia de que su monoplaza dio un buen rendimiento y de que el equipo acertó con sus planes.

    La estrategia de Ferrari dio resultado y el asturiano superó a Mark Webber (Red Bull) en la salida y a Jenson Button (McLaren) en una ajetreada carrera que estuvo marcada por los accidentes.

    El parón benefició al actual campeón, cuyos neumáticos estaban ya muy gastados, pero que pudo cambiarlos antes de salir de nuevo para asegurar su quinta victoria de la campaña, con el añadido de hacerlo en un circuito que nunca había sido favorable.

    Al igual que sucedió en Montmeló, Alonso partió de forma sensacional y arrebató la tercera plaza a Webber. La salida fue más limpia de lo habitual, sin toques, aunque pudo haberlos ya que Michael Schumacher casi se queda parado al encenderse el semáforo verde.

    Una vez estabilizada la carrera, Vettel abrió hueco mientras que Button tenía a Alonso en su retrovisor. En esta ocasión, Lewis Hamilton (McLaren), que tuvo demasiados problemas durante todo el fin de semana, no pudo luchar por la victoria e incluso se vio involucrado en varios incidentes.

    Tras las primeras 15 vueltas, el germano fue desgastando sus neumáticos y por detrás, sus perseguidores se acercaban cada vez más. El inglés, consciente de que tenía la primera plaza a tiro, decidió parar en este momento, algo pronto según los pronósticos.

    Alonso tiró para intentar sacarle la máxima ventaja a Button, pero entonces sucedió algo que cambió los planes. Red Bull se preparaba en ‘boxes’ y, para sorpresa de todos, fueron tanto Vettel como Webber los que pararon, produciéndose un error con las gomas que le costó al alemán unos segundos vitales, y al australiano la carrera.

    Después del incidente, el ovetense paró para aprovecharse del tiempo perdido por Vettel. No logró superarlo, pero se acercó mucho y se mantuvo a su rebufo hasta el final de las 78 vueltas

    Tras una primera parte de carrera demasiado tranquila para tratarse del peligroso circuito urbano de Montecarlo, empezaron a sucederse los incidentes. Vettel necesitaba parar, pero Alonso y Button llegaron a su rueda, por lo que la escudería austríaca cambió de estrategia y confió en las dificultades que presta este trazado para adelantar. Button fue el más desfavorecido por este hecho, ya que el McLaren fue a tres paradas.

    Con los neumáticos de Vettel ‘agotados’, el español cada vez apretaba más y a falta de 15 vueltas se pegó al ‘RB7’. Cuando parecía que el adelantamiento era cuestión de tiempo, el trío de cabeza se encontró un tren de doblados, lo que motivó una serie de adelantamientos peligrosísimos.

    Hamilton se tocó con Alguersuari y tanto el español como el ruso Petrov (Renault) abandonaron. La fortuna se alió con Vettel y el ‘safety car’ saltó a la pista. Restaban seis vueltas y la dirección decidió realizar una salida nueva.

    De este modo, los equipos ajustaron sus monoplazas, por lo que el germano conservó sin problemas la primera plaza.

    Mientras tanto, Lewis Hamilton acabó con un buen puñado de sanciones. Primero arrolló a Felipe Massa (Ferrari) y fue sancionado con un paso por la calle de garajes. En los instantes finales, se llevó por delante a Pastor Maldonado y lo estampó contra las protecciones. Por esta acción, el inglés fue castigado con un tiempo añadido de 20 segundos que no le alteró el sexto puesto conseguido.

    La noticia amarga del día la protagonizó Petrov (Renault), que fue llevado en ambulancia al hospital para ser sometido un reconocimiento, pero el director de la escudería, Eric Bouiller, manifestó que no sufre fracturas.