Una victoria cómoda para seguir hacia adelante

    El conjunto navero marcó su superioridad desde el principio.

    El Viveros Herol Navaa continúa en la buena racha y en esta jornada no tuvo excesivamente complicado mantener el ritmo de victorias, al golear al equipo del Universidad de Valladolid.

    Aunque los primeros minutos del partido mantuvieron muy justo el marcador, después el conjunto navero dominó la situación sin dejar que los vallisoletanos lograran introducir excesivo peligro a su portería.

    Así, fue un partido cómodo para los jugadores de Raúl Álvarez que, en base a un juego defensivo intenso, fueron neutralizando la posición de ataque de los visitantes, quienes a pesar de los intentos de circular de centro a lateral en busca del pivote, no lograban abrir hueco ante la férrea defensa que dificultaba su posición de lanzamiento y penetración.

    Tampoco los pases hacia los extremos encontraban la respuesta prevista y su habitual ariete por esta zona, Rodrigo del Val, no conseguía culminar sus penetraciones. Dificultades en sobrepasar la barrera local que el lateral pucelano Ignacio Martín reconocía en sus declaraciones posteriores al partido: “Nos hemos encontrado con una defensa muy alta y fuerte que nos impedía buscar portería y aunque hubo ocasiones de seleccionar más el lanzamiento no fue posible avanzar en el marcador como queríamos”.

    También para el entrenador del Universidad de Valladolid, Agustín Alonso Dueñas, se contaba con que el Viveros Herol Nava partía como favorito en esta jornada porque “ellos luchan por ascender a la División B y los nuestros de mantenernos, y pelear todos los partidos como hemos hecho en este. Hemos llegado hasta donde hemos podido y hasta donde el contrario nos ha dejado. Por nuestra parte ha habido muchos errores, pero son los que nos fuerza el contrario cometer. Hemos estado jugando las penetraciones y los dos contra dos por los lados para poder intentar llegar por los extremos, pero no se ha podido. Nuestro juego es de un ataque más continuado pero hemos llegado a pasivos forzados por el contrario”, mantuvo Alonso Dueñas.

    Clara victoria para el Viveros Herol Nava que, aunque tuvo algunos altibajos que dieron respiro a su rival para reducir la desventaja en el marcador, una vez superados volvió a tomar el control del partido de forma absoluta en esos 20 minutos finales donde se rubricó la goleada de doce goles a favor.

    Una superioridad que se hizo efectiva por todas las zonas y que el 5-1 defensivo rival no pudo frenar. El técnico navero movió todo el banquillo y dio minutos a los juveniles Pablo Rodríguez y Dario Ajo Martín, que hicieron efectivas sus penetraciones por los extremos, marcando dos goles cada uno. Por su parte el resto de sus compañeros protagonizaron un ataque tan intenso como efectivo.