Una maldición y muchas bajas

    El Madrid, que no gana en La Coruña desde 1991, visita al Deportivo sin Cristiano Ronaldo

    1

    ep / la coruña

    El Real Madrid inicia hoy la segunda vuelta de la Liga con la visita al Deportivo de La Coruña y a un estadio, Riazor, maldito para los jugadores blancos, que no han conseguido la victoria allí en los últimos 18 años.

    Y es que, si hay un campo que le provoca pesadillas al combinado ‘merengue’, ése es el blanquiazul. Desde que la ‘Quinta del Buitre’ lo dominara (0-3) con goles de Butragueño, Míchel y Hierro en 1991, las apariciones de la escuadra se han saldado con algunos empates y un gran número de éxitos locales. El último, en el partido de la primera jornada del torneo doméstico anterior (2-1).

    Mal fario y ‘meigas’ aparte, el bloque de la capital de España no puede permitirse caer de nuevo en Riazor, puesto que un triunfo del Barcelona, que se mide dos horas antes al Sporting de Gijón, dejaría a los de Manuel Pellegrini a ocho puntos de la cabeza.

    Así, los de Concha Espina llegan al duelo conociendo su importancia, y asumiendo que este estadio será la última plaza de alto nivel en la que tendrán que lidiar en el presente curso.

    En esta contienda, los de Chamartín intentarán arreglar su particular ‘via crucis’ en el periplo por el norte del territorio patrio, donde no han brillado.

    De cualquier modo, la escuadra no afronta la batalla en su mejor momento. Las dudas que ha vuelto a despertar el equipo tras el regreso de las Navidades, el elevado número de bajas y la marcha de la semana, centrada exclusivamente en la sanción a Cristiano Ronaldo, no hacen prever un partido fácil.

    El portugués, después de recibir una sanción de dos encuentros, que no le ha perdonado ni el Comité de Apelación ni el Español de Disciplina Deportiva, se unió a las ausencias de Pepe, Gago, Diarra, Higuaín, Garay, Van der Vaart y Lass.

    Con todo ello en cuenta, los indicios apuntan a que Sergio Ramos se desplazará al eje de la zaga, donde formará pareja junto a Albiol, con Arbeloa y Marcelo en los laterales.

    En el centro del campo, Guti, tras su positiva actuación frente al Málaga, repetirá al lado de Xabi Alonso, y Granero entrará en el once inicial.

    Debido a la plaga de bajas, el técnico apostará en ataque, salvo sorpresa, por Raúl, ‘condenado’ al banquillo desde hace tiempo. El capitán escoltará a Kaká y Karim Benzema.

    Si el Madrid saltará al césped mermado por las ausencias, algo parecido le ocurrirá al Deportivo, pues no participarán Sergio, Angulo, Lassad, Mista, Guardado y Filipe Luis. Además, Aranzubia, Lopo, Bodipo y Riki entraron en la convocatoria, aunque continúan ‘tocados’.

    Laure se perfila como el sustituto de Filipe Luis en el puesto de lateral izquierdo, y Valerón llevará la batuta en el centro del campo, zona en la que le acompañarán, en principio, Juan Rodríguez, Pablo Álvarez, Juca y Antonio Tomás. De acuerdo a este esquema, la delantera se reservaría a Adrián.

    Pese a estar ‘en cuadro’, el conjunto gallego confía en alargar el gafe blanco en La Coruña y cosechar una victoria que le podría dejar dentro de las plazas de acceso a la ‘Champions’ cuando se cierre la jornada.

    Los pupilos de Miguel Ángel Lotina se encuentran empatados con el cuarto clasificado, el Mallorca. Están realizando una meritoria temporada, que quieren confirmar con un triunfo de prestigio.

    Los anfitriones, que han certificado esta semana su eliminación de la Copa del Rey ante el Sevilla, tras un compromiso que, dado el contundente resultado de la ida (0-3), se convirtió en un banco de pruebas, cerraron contra el Athletic de Bilbao (3-1) una de sus mejores primeras vueltas de los últimos años. Han hecho gala de su orden y solidaridad en todas las líneas, y han rentabilizado al máximo sus goles.