Partido cerrado, debate abierto

    El Segoviana-Huracán, que se podía jugar a las 11 de la mañana, se suspendió a las 3 de la tarde por culpa de la nieve.

    4

    Poco después de las tres de la tarde de ayer, el colegiado soriano Jorge Campos Goeloe decidía suspender el encuentro que una hora y media más tarde debía enfrentar a Gimnástica Segoviana y Huracán Z, tras comprobar que la nieve acumulada en el césped de La Albuera hacía imposible que el balón pudiera circular con normalidad.

    Atrás quedaban cuatro horas de dudas, ya que cuando la Segoviana realizó la primera inspección del campo a las once de la mañana, se pudo comprobar que la poca nieve acumulada en el campo no impedía la práctica del fútbol. Con esa seguridad de que el partido podía disputarse el Huracán Z se desplazó a Segovia desde León, y el colegiado del partido lo hizo desde Soria.

    Pero a media mañana comenzó a nevar con más intensidad, y aunque en el centro de la ciudad la nieve apenas cuajó, en La Albuera poco a poco la fina capa blanca se fue convirtiendo en más gruesa, hasta alcanzar los seis centímetros de espesor, un volumen más que respetable como para llevar a la suspensión del partido pese a que bajo la nieve no se habían formado las siempre temibles placas de hielo. El colegiado indicó a ambos conjuntos que, si se limpiaba la nieve del campo, el partido podría disputarse, pero con sólo dos operarios municipales en La Albuera, pensar en limpiar con rastrillos una hectárea de terreno nevado en poco menos de una hora era algo más que una utopía. Y no sería la primera vez que el Ayuntamiento de Segovia impide que otras personas que no sean sus operarios municipales pisen el campo para retirar la nieve.

    A la expedición del Huracán le tocó volverse a León sin jugar, y la Segoviana se quedó con la sensación de que se podía haber hecho algo más para favorecer la disputa del encuentro, aunque los jugadores estuvieron de acuerdo en que, tal y como estaba el campo, tratar de jugar al fútbol era imposible.

    Segoviana y Huracán se encuentran ahora con el problema de buscar una fecha para la disputa del partido, ya que apenas hay días festivos más que en Semana Santa, que este año cae en abril. Debido a esta suspensión, y a las victorias de Valladolid B y Burgos, el equipo azulgrana ha caído a la tercera plaza de la clasificación.