Los naveros no pudieron ofrecer una victoria en su primer partido en casa

    El Viveros Herol Nava cayó ante el Inzamac Zamora en la semifinal de la Copa Castilla y León, en un encuentro en el que participaron los tres nuevos fichajes

    El Viveros Herol BM Nava no consiguió ofrecer la primera victoria en casa a sus seguidores en el partido de ida de semifinales de la Copa de Castilla y León, ante el Inzamac Zamora. La derrota por dos goles (25-27) complica el partido de vuelta, que los segovianos jugarán el próximo sábado día 3 en Zamora. Un partido donde el equipo navero no encontró sitio en los primeros 30 minutos de juego, y la serie de errores tanto en ataque como en defensa le situaron muy a la zaga en el marcador.

    Una situación que intentó de enmendar al tiempo restante y a punto estuvo de lograr el empate, pero los zamoranos no dieron tregua y aunque perdieron la ventaja de hasta seis goles a favor al final aseguraron la victoria con dos goles.

    En este encuentro dio la sensación de no importar demasiado el resultado, sino más bien ver la sintonía del equipo con las nuevas incorporaciones, aunque se jugó con las ausencias de Carlos Villagrán, Ismael Villagrán –que se reincorpora al conjunto navero tras su ausencia de la anterior temporada–, y la del guardameta David de Diego.

    La plantilla del Nava mantiene titulares anteriores con la excepción de Guillermo Campillo, que causa baja por encontrarse en Inglaterra, y del guardameta Angel González que ha decidido jugar en Segunda División. En su lugar pasará el joven Cristofer Gómez, una futura promesa como demostró en las intervenciones en este encuentro.

    Una plantilla navera que estará bajo la dirección técnica de Nacho González que llega desde el BM Valladolid con una dilatada experiencia como entrenador y con el propósito de “repetir los éxitos anteriores, porque el proyecto que presenta el Nava es ilusionante y tenemos equipo para seguir estando en cabeza”, señala.

    El equipo se verá reforzado con la presencia de jugadores como Roberto Turrado, un hombre muy polivalente que cuenta con la experiencia de venir de jugar en División de Honor B con el Aranda, y será un apoyo para el central Carlos Villagrán. También el fichaje de Jesús de las Herás representa una buena opción para dar relevo al extremo derecho Alberto García; y la de Simón García abre posibilidades en la primera línea, al ser un jugador que se mueve bien en cualquier puesto de esta zona.

    Refuerzos que Nacho González considera importantes para afrontar una temporada “dura por los largos desplazamientos habrá que realizar al estar en el grupo sur, aunque no perdemos la esperanza de volver al grupo vasco, que por proximidad nos debería corresponder, ya que de él se ha retirado el Arrate al desaparecer como Club, y el Torrelavega ha pasado a División de Honor. Por lo tanto, quedan dos plazas por cubrir y estamos a la expectativa de lo que pueda decidir la Federación Española”, explica el técnico navero.

    Por otro lado, el Viveros Herol Nava juega hoy un nuevo amistoso de pretemporada visitando al equipo de Segunda del BM Valladolid. Seguidamente. el sábado 3 de septiembre se jugará ante el Aranda en casa, para después desplazarse otra vez a la ciudad del Pisuerga, para jugar amistoso contra el Club universitario de de la capital.

    Estos partidos, junto a los respectivas sesiones de entrenamiento “serán los que nos den el punto para empezar la primera jornada de Liga aquí en Nava, el día 24 de septiembre, en un principio frente al Benidorm, si no hay ningún cambio de grupo”, mantiene González.