La Segoviana necesita ganar para mejorar sus números como visitante

    El equipo azulgrana se mide al Rácing Lermeño, que dio la sorpresa en el encuentro de ida ganando en La Albuera, y que prácticamente ha dejado certificada su permanencia

    Si el enfadado dios Eolo lo permite, la Gimnástica Segoviana buscará sumar tres importantes puntos en el campo de Arlanza ante un Rácing Lermeño que, una vez que tiene prácticamente en la mano la permanencia deportiva, está más preocupado por su supervivencia económica, habida cuenta de la marcha de su junta directiva y la entrada de urgencia de una gestora.

    El equipo azulgrana vuelve a depender de sí mismo para clasificarse entre los cuatro primeros al final de la competición regular, pero si quiere mantenerse con opciones debe ganar en en el municipal burgalés para mejorar así los números que presenta como visitante, que no son acordes a lo que se espera de un equipo con aspiraciones de play off. La Segoviana no pierde en Arlanza desde que lo hiciera allá por la temporada 1995/96, pero esta temporada el equipo de Paco Maroto se ha “especializado” en perder partidos en campos donde llevaba muchos años sin ceder puntos.

    Tres ausencias por decisión técnica, las de Guille, Álex y Rubén, presenta la lista de convocados en la plantilla azulgrana, de la que también se han caído el lesionado Ferrero, con problemas musculares en su pierna izquierda, y Agustín, que aún no está al cien por cien pese a haberse ejercitado con normalidad en las últimas sesiones. Teniendo en cuenta el trabajo que ha realizado el cuerpo técnico durante la semana, es posible que el once inicial sufra variaciones con respecto al equipo que ganó a la Cultural B el domingo pasado.

    Chema volverá a la titularidad tras cumplir los dos partidos de sanción, y entra dentro de lo probable que su compañero en el centro de la zaga sea Calleja, teniendo en cuenta el juego directo que practica el Lermeño, buscando aprovechar la corpulencia de los delanteros para bajar el balón y llegar al área con sus hombres de centro del campo.

    Precisamente en la medular gana enteros la presencia de Roberto acompañando a Maroto, aunque el técnico, que se mostró el pasado domingo “enamorado” del juego de Yaco, podría darle de nuevo la titularidad. Las bandas seguirán ocupadas por Ramsés y Otero, aunque el zurdo jugador azulgrana está saturado de partidos ya que es de los pocos que no ha rotado en la Segoviana, mientras que en la punta del ataque Mario Molina y Javi de la Cruz parecen los candidatos más claros para intentar aprovechar las acciones ofensivas del equipo, que necesita ganar sí o sí. Más o menos como siempre.