La Segoviana dio un paso atrás en Soria

    Los gimnásticos cayeron por la mínima ante el Numancia B a pesar de jugar con un hombre más la última media hora.

    0

    La Gimnástica Segoviana se queda estancada en la octava plaza de la clasificación tras la derrota sufrida ayer en Soria ante el Numancia B (1-0), en un mal partido de los azulgranas, que apenas inquietaron al portero rival, incluso jugando con superioridad numérica tras la expulsión de Sergio Sanz en el minuto 67.

    El encuentro comenzó con dominio local frente a una gris Gimnástica Segoviana, que no se aprovechó de que contaba con el viento a su favor durante la primera parte.

    A pesar de todo, los numantinos no estuvieron finos de cara a la portería defendida por Iván, que dejó su meta a cero antes del descanso gracias a un par de buenas actuaciones ante las ocasiones de gol de los de casa, que tampoco fueron demasiado claras. Por su parte, los gimnásticos se mantenían firmes en defensa, pero poco peligrosos en labores ofensivas. De esta manera, los de Santi Sedano se quedaron sin rematar entre los tres palos durante toda la primera mitad.

    Dos minutos después de la reanudación llegó el golpe más duro del partido para los visitantes, con el gol de Revi tras un disparo cruzado al borde del área, ante el que no pudo hacer nada Iván

    En el minuto 67 Sergio Sanz vio su segunda tarjeta amarilla tras golpear el balón con la mano, pero la Segoviana no logró aprovecharse de su superioridad ante un Numancia B bien cerrado atrás, y que se dedicó a guardar la ventaja. De todas maneras, la de ayer no fue la mejor tarde para los azulgranas en labores ofensivas, ya que su único remate entre los tres palos llegó en el minuto 93.