La ‘roja’ arranca motores

Los elegidos por Del Bosque afrontan su primer día de concentración con la visita del Príncipe Felipe

0

Los 23 elegidos por Vicente Del Bosque para acudir al Mundial de Sudáfrica, completaron ayer su primer día de concentración, entre la ilusión de afrontar el gran reto y la añoranza a los ausentes, con una sorpresa compartida entre todos, Dani Güiza.

Los internacionales españoles pusieron punto y final a una semana de vacaciones para comenzar la concentración previa al Mundial de Sudáfrica con un día intenso. Comenzó con madrugón para todos. Mayor para los que tenían que viajar desde fuera de Madrid y apuraron todas las horas posibles para estar junto a sus familiares.

A las siete de la mañana se levantaba la mayoría para volar a la capital de España y llegar antes de las 10,00, hora marcada para el inicio de la concentración. El retraso del vuelo de Barcelona provocó que Víctor Valdés, Carles Puyol, Gerard Piqué, Cesc Fábregas, Andrés Iniesta, Pedro Rodríguez y Sergio Busquets fuesen los últimos en llegar. Puntualidad para los demás. Y el capitán, Íker Casillas, dando ejemplo: llegó a las 09,30 horas.

Estrenaron traje de Pedro del Hierro, con detalles de la bandera de España en la solapa, la hilera de los botones de la manga izquierda y el cinturón. Y elegantes acudieron al estreno del museo de la selección que inauguró el Príncipe Felipe de Borbón. Aunque en el protocolo del acto no estaba previsto un discurso del heredero, éste dedicó unas palabras de felicitación por el museo a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y transmitió mucho ánimo a los futbolistas que representarán a la ‘roja’ en Sudáfrica en el próximo Mundial. Apoyo (mandó «un gran abrazo del Rey y toda la Familia Real», que aseguró estará «pendiente» de cada partido) y admiración a los jugadores en el acto. Tuvo complicidad con todos entre bambalinas.

Entre los internacionales destacó la ilusión de los últimos en subirse al tren al Mundial, Víctor Valdés, Pedro, Javi Martínez y Fernando Llorente -los tres primeros debutantes-.

Sorprendió el nuevo ‘look’ de dos jugadores importantes en el grupo, como Fernando Torres, con pelo corto y moreno (en una imagen que recuerda a sus inicios) y Cesc Fábregas, con barba.

Los dos son las preocupaciones iniciales del seleccionador. Llegan de lesiones que les han apartado en la recta final del campeonato en Inglaterra, pero ambos son optimistas con su recuperación. Van a más. Realizan carrera continua y hasta Cesc completó con el grupo el primer entrenamiento. Desea regresar el sábado en el primer amistoso, jugando unos minutos ante Arabia Saudí. El cuerpo técnico y médico de la Roja son más cautelosos.

En la ilusión del reencuentro del grupo de internacionales españoles se entremezclaron felicitaciones al delantero asturiano David Villa por su fichaje por el Barcelona y conversaciones con dos puntos álgidos.

El primero: el favoritismo de España para el Mundial de Sudáfrica. «Pies en el suelo y partido a partido». Es la mentalidad que repite cada futbolista cuando conocía que son los primeros en todas las casas de apuestas.

El segundo: las ausencias de la lista final de Vicente del Bosque. Jugadores que generan buen ambiente en el vestuario, Diego López, Santi Cazorla, Marcos Senna y Dani Güiza son añorados por todos. El jerezano ha sido la principal sorpresa, lo inesperado por el grupo. Ha estado en todos los partidos de clasificación al Mundial. Se cae a la hora de la verdad. «Vamos a echar mucho de menos su carisma en el vestuario, sus bromas y lo que genera en el grupo. También a Santi, Diego o Marcos. Es una pena, pero solo podemos estar 23», comentaba un veterano internacional español.

Pero el grupo está formado y el camino al éxito es conocido por todos. Acogieron a los nuevos con el ambiente familiar que caracteriza la roja. «Esto es como una familia. Desde el principio me hacen sentir como en casa», aseguró Javi Martínez.

Cuando la intensa mañana tocó a su fin se produjo la primera comida de equipo. Precedió a la esperada siesta y una reunión con Vicente Del Bosque y el director deportivo de la Real Federación Española de Fútbol, Fernando Hierro, en la que marcaron el código ético a seguir. A su conclusión primer entrenamiento, desde las 18,35 horas, en el que la nota positiva fue la recuperación de Cesc.

La primera sesión de trabajo, de hora y 10 minutos, estuvo marcada por el ejercicio físico. Tras los habituales estiramientos y carreras de calentamiento, Del Bosque dividió a los 22 internacionales, estaban todos menos Fernando Torres, en grupos para realizar distintas series de ejercicios de potenciación. En solo uno de ellos apareció el balón, que tocó con normalidad Cesc, demostrando que está recuperado totalmente de la fractura del peroné que sufrió el pasado 31 de marzo. Completó la sesión entera y se marchó con buenas sensaciones.

Los porteros Íker Casillas, Pepe Reina y Valdés trabajaron con el grupo y no estuvieron, como es habitual, con trabajo específico al margen. Lo harán desde hoy, cuando comienzan las dobles sesiones de entrenamientos. A las 10,30 horas de la mañana y las 19.30 de la tarde.