La paz duró una semana

    Javier Jadraque dimitió como entrenador del CD La Granja alegando “diferencias irreconciliables con el presidente del club y la falta de valoración” hacia su trabajo como técnico

    0

    Hace apenas nueve días la historia era bien distinta. Las aguas parecían haber vuelto a su cauce y la falta de entendimiento entre Javier Jadraque y Pablo Alejandro había sido transformada en una relación cordial y, aparentemente, sin discrepancias. Esto sucedió el martes de la semana pasada, cuando ambas partes se reunieron para enterrar el hacha de guerra y llegar a un acuerdo.

    Pero parece ser que unas declaraciones realizadas recientemente por Alejandro a un medio digital encendieron de nuevo la pólvora, dando la vuelta de nuevo a la situación. Tanto es así que ayer mismo Javier Jadraque presentó su carta de dimisión.

    Las dos razones principales que alegó el técnico para abandonar la entidad granjeña fueron, por un lado, “las diferencias irreconciliables con el presidente del club”, además de “la falta de valoración” hacia su trabajo como entrenador.

    El mismo Jadraque confesó, tras hacerse pública la noticia, que “ya estaba claro lo que había. Los resultados son los que mandan y, cuando la situación se vuelve insostenible, lo mejor es que el entrenador deje el equipo y haya un cambio para sacar la situación adelante”.

    Pero el técnico segoviano fue a más a la hora de afirmar que otro de los detonantes de su marcha fue “la falta de respeto hacia los jugadores, además de hacia mi labor. Es una pena que, en estos niveles en los que el fútbol no es profesional, nos creamos lo que no somos. Así que, por el bien de la plantilla y por el mío propio, he decidido que lo mejor es que me marche”.

    Por otra parte, el ya exentrenador granjeño mantiene que, “como ya dije en su día, creía que me sentía capacitado para sacar esto adelante. Espero que quien venga en mi lugar lo haga mejor que yo, de lo cual estoy convencido, ya que los futbolistas que forman la plantilla de La Granja hacen bueno a cualquier entrenador”.

    A este respecto, Jadraque subrayó el valor del hecho de que “los jugadores han estado siempre al lado de su entrenador, asumiendo mis equivocaciones, pero siempre por el bien del equipo. De todas formas, si los resultados no acompañan, no puedes hacer nada”.

    De este modo, antes del entrenamiento de ayer, Javier Jadraque acudió a El Hospital a presentar su carta de dimisión y a despedirse de los jugadores.

    Unas horas antes el técnico se puso en contacto por teléfono con el presidente para anunciarle su decisión, ante la cual Pablo Alejandro afirmó que le cogió “por sorpresa, ya que no me hacía a la idea de que esto fuera a suceder tan rápido. De todas maneras me reafirmo en mis declaraciones, y sigo pensando que el principal problema del equipo es la falta de efectivos en la plantilla (el lunes entrenaron solo nueve jugadores, el martes estuvieron doce…), por lo que es necesario contar con un entrenador que nos traiga consigo a tres o cuatro futbolistas”.

    Así las cosas, serán César Torices y Guillermo Maroto quienes dirigirán al Club Deportivo La Granja en el próximo partido de Liga, en el que recibirán mañana sábado al líder, la Arandina.