Javier Guerra habla en el campo

El atleta segoviano fue segundo en el Cross de Aranda, solo por detrás del eritreo Samuel Tsegay.

0

Las reivindicaciones, donde hay que hacerlas. Eso debió pensar el segoviano Javier Guerra, que después de respetar, pero no compartir, la decisión del seleccionador de no convocarle para el Europeo de Campo a Través que se celebrará en la localidad búlgara de Samokov el próximo 14 de diciembre, se propuso demostrar con hechos lo que antes había reflejado con palabras, que se forma física va a más, y que podría haber sido un valor seguro para la Selección Española en el campeonato continental.

La primera ocasión en la que el segoviano tenía la oportunidad de reivindicarse fue en el Cross de la Constitución, celebrado en Aranda de Duero, donde se dieron cita más de 1.500 atletas en una jornada de pleno invierno. Por delante, 10.000 metros de terreno complicado, aunque con pocas zonas de barro, y una lista de competidores importante, ya que pese a que no se encontraban los seleccionados para el Europeo, sí se presentaron en la línea de salida tres atletas africanos, el eritreo Samuel Tsegay, subcampeón del mundo de media maratón, su compatriota Kibrom Ghebrezgahiber, o el ugandés Moisés Kibet, además de un buen número de atletas españoles.

Sin mirar atrás

Pero a Guerra le daban igual los rivales, y si en anteriores carreras había utilizado la táctica de ir ‘recogiendo cadáveres’, yendo de menos a más, en esta ocasión no quiso dejar que nadie más que él mismo cogiera la cabeza. Así, desde el primer momento el segoviano del Adidas se colocó en cabeza, y salvo Tsegay, ni uno solo de sus rivales consiguió seguir sus pasos de cerca.

Mediada la carrera, Tsegay lanzó su ataque, y Javi Guerra cedió unos metros, los justos para tener siempre a la vista al eritreo, pero no para poder recuperar la desventaja. Así se llegó al final de la carrera, con el africano entrando en la primera posición, 14 segundos por delante del atleta de Segovia, que aventajó en 13 a Adel Mechaal, uno de los jóvenes talentosos que vienen empujando fuerte en el medio fondo español, pero que en esta prueba demostró estar por detrás de un Javi Guerra que habló muy claro, y muy alto, donde tienen que hablar los deportistas, en el campo.

Otros segovianos

Además de Javi Guerra, hubo más atletas segovianos compitiendo en el cross de la Constitución, que cumplía 29 ediciones. En la prueba junior femenina, Alba Sanz, que defiende los colores del Atletismo Valladolid, fue octava. En junior masculina, Eduardo Esteban, del Hotel Cándido, se clasificó en la trigésimo primera posición. Decimotercero fue otro atleta del Hotel Cándido, Ricardo Martín, en la categoría de veteranos, dos plazas por delante de su compañero de equipo, Juan José Muño, en una carrera en la que Juan Manuel López acabó cuadragésimo cuarto.