Fútbol inglés en La Albuera

    Joaquín Gómez, miembro del cuerpo técnico del Brighton, señala que “Segovia nos ha tratado de manera formidable”.

    El equipo inglés del Brighton & Hove Albion FC pasó parte de su pretemporada en la ciudad de Segovia. El conjunto, que milita en la ‘Football League Championship’, la Segunda División inglesa, estuvo entrenando durante la pasada semana en el muncipal de La Albuera a las órdenes del entrenador español, Óscar García Junyent, el cual militó como jugador del FC Barcelona y del Valencia. En ese tiempo trascurrido disputaron los encuentros contra el Getafe, en el Coliseum Alfonso Pérez al que venció por la mínima y contra el Sporting de Gijón en el municipal de La Albuera, al que derrotó por dos goles a uno.

    El presidente de Segosala, Daniel Ibañes, se puso en contacto con el Brighton, en cuanto supo que quería realizar la pretemporada en España. El director deportivo del equipo inglés habló con la organización, que se ha encargado de amenizar con su ayuda la estancia en Segovia, además de pasar con anterioridad una estancia en la ciudad junto al médico del equipo, a los cuales les gustó tanto que decidieron instalar al conjunto durante una semana de pretemporada.

    Su estancia en Segovia se mantuvo durante la semana pasada, cuando el equipo ya llevaba tres de pretemporada. Con unas sesiones de entrenamiento a las 9,30 horas y a las 18,30 horas, los combinaban con mañanas de paseos cuando eran días de partido amistoso o con actividades recreativas como el ‘paintball’, las cuales no obligaban a realizar excesiva carga.

    Con estas palabras se explicó uno de los entrenadores del primer equipo del Brighton, Joaquín Gómez Blasco, el cual recibió a El Adelantado de Segovia en El Hotel Cándido, donde el equipo inglés se hospedó la semana pasada. Su estancia en este recinto fue definida por Blasco como un “agradable lugar, donde fuimos atendidos con gran amabilidad por parte del hotel y de la ciudad en general”.

    Blasco, licenciado en Ciencias de la actividad física por la Universidad Camilo José Cela de Madrid, explicó algunas de las cualidades que distinguen al fútbol inglés: “Tras entrenar a algunos equipos madrileños como el Parla Escuela, me fui, para aprender otra cultura futbolística, a este club. He de decir que España cuenta con una calidad técnica futbolística superior a la mayoría de los países europeos, aunque la pasión y la entrega con la que se vive este deporte en Inglaterra hace que no se les tenga que exigir grandes esfuerzos a los futbolistas. Con las aportaciones que nosotros podamos hacer hacia ese esfuerzo, se conseguirán grandes resultados”.

    Varios españoles

    Recordó Blasco la gran cantidad de españoles que el fútbol inglés estaba demandando en los últimos tiempos, entre otras cosas por la admiración que tanto Real Madrid, Barcelona y la Selección Española están cosechando con sus éxitos. El Brighton cuenta entre sus filas, aparte del cuerpo técnico, a algunos españoles como Andrea, el cual militó en el Barcelona y en Swansea; a Iñigo Calderón, que estuvo en el Alavés y en el Hércules; a Bruno Saltor, del Valencia y del Almería o a viejos conocidos de la Liga BBVA, como el hispano-argentino Ulloa, que jugó en el Almería.

    El Brighton & Hove Albion FC, es un equipo inglés que milita en la Segunda División, aunque estuvo a punto de subir esta temporada a la Premier League, tras perder el play-off de ascenso contra el Crystal Palace. Procedentes de la ciudad costera homónima, militan con una indumentaria blanquiazul a rayas, muy similar a la que podría ser la del Espanyol o el Deportivo de La Coruña y la segunda es amarilla, como la del Villarreal o la del Cádiz. El lugar en el que juegan sus partidos es el nuevo estadio construido para el equipo, ‘The American Express Community Stadium’,

    Diferencias técnicas

    Aparte de las diferencias deportivas y de afición que puede haber entre la cultura futbolística inglesa y española, también existen las directivas. Como bien explicó Blasco, el Brighton cuenta con un complejo cuerpo directivo y técnico. “Más allá de que el club creció enormemente durante los últimos años, podemos decir que lo que el staff cuenta con muchos departamentos. Algunos de los que podemos nombrar son el departamento de las ciencias físicas, que está formado por cinco personas especializadas en ello. Hay que citar también al cuerpo médico del club, que también está formado por cuatro profesionales; al assistant manager; el departamento de videoanálisis; el jefe de seguridad o el departamento técnico, donde se encontraría el entrenador de porteros. Como pueden apreciar el fútbol inglés cuenta con un estructura muy profesional”.

    Esta estructura es posible gracias al buen momento económico que está viviendo el fútbol inglés. Momento que está siendo aprovechado tanto por algunos profesionales de España, que están emigrando al país británico por la mala situación que está padeciendo el fútbol español, así también por la demanda de españoles que el fútbol inglés está llevando a cabo, en gran parte por la gran admiración que sienten a este fútbol.

    Blasco fue descubriendo más cualidades acerca del fútbol inglés, como el concepto de la inversión que se hace en el filial. A partir de los 16 años, los jugadores de la cantera están inmersos en las instituciones del club, que les proporcionan la educación necesaria para su formación, aparte de tener siete sesiones de entrenamientos por semana. A ello puede contribuir las diferencias culturales que pueden existir entre ambos países, como aseguró Blasco: “Mientras que en un parque de España pueden encontrar a una inmensa mayoría de niños que lleven las camisetas de l Barcelona, del Real Madrid o del Atlético de Madrid y a lo mejor alguno con la del equipo de su ciudad en cuestión, en Inglaterra, o en Brighton al menos, la inmensa mayoría de los niños viste con las del equipo de su ciudad. Es una cultura futbolística muy distinta”.

    En cuanto a los mecanismos económicos se refiere, el que es uno de los entrenadores del Brighton explicó que en Inglaterra existe el ‘fair play económico’, es decir, ningún equipo puede gastar sumas desmesuradas de dinero en fichajes u otras operaciones. Las sumas gastadas se harán con una cierta equivalencia de lo que es la capacidad presupuestaria de la empresa.