España no quiere sustos en el debut

    Los hombres de Sergio Scariolo inician la defensa del título frente a Polonia

    España inicia hoy la defensa del título continental en un duelo trampa ante una ‘tocada’ Polonia en el Cido Arena de Panevezys, en lo que supondrá su puesta de largo en el Eurobasket de Lituania.

    Los hombres de Sergio Scariolo, que llegan con el mejor ‘doce’ de la historia del baloncesto nacional, son conscientes de que llegar al torneo con la vitola de claros favoritos no les sienta bien y que el debut no suele ser tan fácil y plácido como se imagina.

    Los nervios previos al estreno pasan factura a la ‘roja’, que quiere romper la dinámica negativa de los últimos años en el primer encuentro. Hace dos años ya empezó la cita de Polonia con una dolorosa derrota ante Serbia, aunque al final el premio fue el oro, mientras que en 2010, en el Mundial de Turquía, se siguió el mismo guión, estreno con derrota, en esta ocasión ante Francia, y se concluyó en un discreto sexto puesto.

    Con estos antecedentes, el equipo encara el estreno ante Polonia concentrada para no verse sorprendida en los primeros encuentros, apelando así al gran poderío interior de la roja con la presencia intimidatoria de Serge Ibaka, junto al talento de los hermanos Pau y Marc Gasol.

    Junto a ellos, Calderón, otro que regresa a esta cita tras perderse el Mundial, llevará las riendas del bloque junto a Ricky Rubio, que recupera sensaciones y vuelve a disfrutar con su juego, y Víctor Sada, mientras que el capitán Juan Carlos Navarro volverá a ser el estilete ofensivo junto a un Rudy Fernández, que espera que sus molestias en el codo no le pasen factura en esta cita.

    Sin olvidarse de un Felipe Reyes que figura con el equipo tras sufrir la pérdida repentina de su padre a pocos días del viaje a Lituania, o de Víctor Claver y Fernando San Emeterio, que ayudarán en los instantes que Scariolo les dé minutos en la cita.

    el rival. Enfrente estará una Polonia que prácticamente nada tiene que ver a la selección anfitriona de hace dos años, y que encara este Europeo mermada con ausencias importantes entre renuncias y lesiones.

    Así, en tierras bálticas no estarán el lesionado Michal Ignerski o David Logan, ya que solo puede ir un nacionalizado, y finalmente tampoco estará Maciej Lampe, cuyo futuro en el Caja Laboral también está en el aire tras una grave lesión en la cadera, que le puede tener apartado de las canchas varios meses.

    Con estos mimbres, el seleccionador polaco Ales Pipan confía en el buen hacer de un viejo conocido de la ACB como Thomas Kelati, que será duda para este encuentro, ya que en las últimas semanas sufre molestias en una rodilla, que le podrían apartar del estreno en la competición continental, pero que se presenta como el máximo referente de Polonia.