España logra su quinta plata

    Gemma Mengual y Andrea Fuentes se suben al segundo escalón del podio, de nuevo por detrás de Rusia

    8

    La pareja española formada por Gemma Mengual y Andrea Fuentes se colgó la medalla de plata, la sexta para la sincronizada nacional, en la final del dúo libre del Mundial de Roma, donde se quedaron a tan solo medio punto de las campeonas del mundo, las rusas Natalia Ishchenko y Svetlana Romaschina.

    El conjunto eslavo no echó de menos a las míticas ‘Anastasias’, Davydova y Ermakova, ya que sus sustitutas se compenetraron a la perfección para llevarse el oro, a pesar de la gran actuación de las ‘sirenas’ nacionales.

    Mengual y Fuentes, más raciales que nunca con un bañador que imitaba a un mantón de manila, salieron a por todas, conscientes de la dificultad de arrebatar el primer puesto a las imbatibles rusas. Sin embargo, al son del ‘Asturias’ del maestro Isaac Albeniz, firmaron una brillante ejecución.

    Las dos nadadores, subcampeonas olímpicas en los Juegos Olímpicos Pekín, volvieron a destacar al ritmo de las castañuelas con figuras y elementos originales, complicados e innovadores, que finalmente fueron bien puntuados por los jueces con un 98.333, mejorando la nota de la preliminar del pasado jueves tras una mejor sincronización entre las nadadoras y que permitió a Gemma Mengual olvidar la ‘amarga’ plata del solo libre.

    Sin embargo, la sorpresa llegó en la actuación de las rusas, que, vestidas como ‘agentes secretos’, presentaron una rutina alejada de las habituales músicas clásicas, más moderna y electrizante. Ishchenko y Romaschina, que se estrenaban como pareja en este campeonato, no fallaron y ejecutaron a la perfección sus movimientos en el agua.

    Con una puntuación final de 98.833, las eslavas, que mantienen su hegemonía en la ‘sincro’ tras este Mundial, se llevaban su enésimo oro, pero vieron como España, que tan solo ha logrado una presea dorada y cinco de plata, se quedó cerca, a medio punto.

    Por su parte, las gemelas chinas Tingting y Wenwen Jiang, que logran su segunda medalla en estos Mundiales, vuelven a colgarse un bronce, tras el logrado hace unos días en el dúo técnico, al conseguir una puntuación final de 97.000, y con mucha ventaja sobre las canadienses (95.833), cuartas.

    Por otro lado, España selló su pase a la final por equipos libre tras conseguir el segundo puesto en la preliminar, donde Rusia volvió a mostrarse imbatible.

    El equipo, con Ona Carbonell, Raquel Corral, Margalida Crespi, Andrea Fuentes, Thais Henríquez, Paula Klamburg, Gemma Mengual, Irina Rodríguez, Alba Cabello y Gisela Morón, firmó una gran rutina, donde hicieron vibrar con complicadas acrobacias, que les valió una puntuación de 98.000.