Elías de Andrés finalizó sus rutas por Norteamérica

    El segoviano escaló por cuarta vez el Monte Mckinley, el pico más alto de Estados Unidos, y emprendió expediciones en Alaska.

    El montañero Elías de Andrés se desplazó hasta Alaska para llevar a cabo durante dos semanas una serie de escaladas técnicas. El segoviano viajó por sexto año consecutivo a la Cordillera de Alaska. En el año 2007 llegó por primera vez al llamado Glaciar de Ruth, donde se encuentran numerosas rutas en las que el aventurero segoviano se interesó.

    El alpinista, junto con su compañero Erik Endert, consiguó posarse sobre el minúsculo glaciar colgante del ‘Root Canal’, a los pies del mítico pico ‘Diente del Alce’ (Moose’s Tooth) donde nadie había pisado durante 2012. Los dos montañeros fueron los primeros intentar una escalada allí este año. Las condiciones meteorológicas no desfavorecieron la expedición, que pudo llevarse a cabo sin muchos problemas.

    Los dos aventureros abrieron una ruta de 1.000 metros de hielo y roca. Las condiciones invernales de la ruta, que se encontraba cargadísima debido al pesado invierno que tuvo lugar en Alaska, ralentizaron el paso, lo cual fue el único incoveniente de la expedición. Elías de Andrés se convirtió en el primer español que escala esa ruta, de acuerdo con las estadísticas del parque Nacional Denali.

    Los dos alpinistas trataron también de escalar las rutas ‘White Russian’ al pico ‘Bear Tooth’, la ruta Oeste al monte ‘Dan Beard’ y el Corredor de los Japoneses al Monte Barrille. Las inseguras condiciones de las paredes de los dos primeros picos obligaron a los deportistas a dar la vuelta sin lograr el objetivo.

    Elías de Andrés también trató de escalar la ruta de ‘El Corredor de los Japoneses’, expedición que tampoco pudo ser finalizada.

    El escalador segoviano logró ascender hasta el techo de Norteamérica en una expedición llevada a cabo en fechas pasadas. Junto con sus compañeros Jake Beren y Thomas Greene, Elías de Andrés ascendió al pico McKinley por cuarta vez.

    Todo marchó según lo previsto y en sólo 14 días la expedición alcanzó los casi 4.800 metros de desnivel entre el glaciar Kahiltna y la cumbre de 6.194 metros.

    Durante su expedición, el Instituto Municipal de Deportes concedió al segoviano el Premio a la Promoción y Representación de Segovia más allá de sus fronteras, premio propuesto por el club Aguacero.